domingo, 30 de septiembre de 2012

COME, VIVE, AMA

Escucha a tu Cuerpo

Hace unos días coincidí con mi vecina en la calle. Esta me comentó sorprendida y con cara de complacida:
 -¡Estas muy delgada! 
A lo que respondí -Pues he ganado un par de kilos, pero me siento muy bien.
Sí, en realidad estoy delgada, pero casi igual que siempre, pero con la gran diferencia que ahora me siento mucho mejor. He escuchado a mi cuerpo.


Lo que mi vecina no sabe es que hasta llegar a sentirme como me siento hoy, muchas cosas sucedieron.

Justo comenzaron las vacaciones y mi cuerpo pedía a gritos un descanso. La euforia del verano enmascaró sus protestas continuas: contracturas musculares, jaquecas, malas digestiones, uñas quebradizas, y hasta algo de acné, a mi edad. Mi fatiga mental era tal, que planifique unas vacaciones en las que la diversión y el relax estaban asegurados.

South Beach View by L.Quint
Roof Top Pool @ The Perry South Beach by L.Quint

  Playa y sol; piscina y bebidas refrescantes en el Roof Top Pool Bar @ The Perry South Beach durante el día, y cenas más bien pesadas aderezadas con mi Pink Elegance: un coctel de Moët Chandon y fresas básicamente, en el restaurante TSK.  La diversión continuaba con fiestas en  Wall Lounge @ the Wall. Los sitios variaron, la rutina no. Así fueron mis vacaciones en Miami.
Pink Elegance @ TSK, South Miami, by L.Quint

Y pensaras "Pero así cualquiera se quita el stress y queda como nuevo"
Pues no. Eso pensaba yo también. Por una parte estaba feliz de haber tenido unas vacaciones como las que tuve, pero por otra, extrañaba todo.  

Aparentemente estaba mejor, pero las molestias físicas que durante las vacaciones casi ni existieron,
reaparecieron tras la vuelta y para colmo de males el insomnio se apoderó de mí. No era ese insomnio auto impuesto para poder jugar mi juego favorito, no. Era la incapacidad de dormir aun teniendo sueño.
  Sin embargo, en apenas una semana más tarde volví a salir de viaje. Pero sobre este, escribiré la próxima semana. También contaré lo que me pasaba, como "escuché" a mi cuerpo finalmente, y  como logré volver a sentirme bien.





facebook button