jueves, 11 de junio de 2015

Juegos amorosos


Hace un tiempo 
escribía en tus párpados, 
a veces adornaba 
tu natural sonrisa con zarcillos, 
sólo mordiendo la comisura de tu boca 
hacía crecer ansias desde lo alto de la nuca.

Envolviéndote con mi perfume
depositaba mi impronta creando
los senderos ardientes 
que hollábamos con poros de mi piel.

A veces jugábamos 
a dominarnos de cara al viento
la lucha de la hembra 
por imponerse al macho 
lanzábamos conjuros
y en la batalla, tú eras el vencedor
y yo pretendía ser la vencida 
entregando ganas, sin compromiso,
y llevando el juego a tu boca hambrienta
 *al fondo del colchón

facebook button