domingo, 19 de abril de 2015

Domingo de amor-Jugando en la ducha


Cuando bajo la ducha 
cierro los ojos,
tan sólo pienso en tu boca
sobre mi piel mojada.
Tu lengua áspera parece lijar mi cuello cómo un gato
 limpiando su cuerpo.
Y eso haces tú 
eliminas mis temores, y
la rabia de la rutina diaria.

Muerdes las dudas de mis pezones 
y yo te alimento como bebé hambriento que me devuelve
la plenitud de satisfacer
y juntos vibramos.

La ducha me empapa.
Mi cuerpo se estremece electrizado
por mis pensamientos.

Mis ojos siguen cerrados
 imaginando tu lengua 
lijando ya mis labios.

27/03/2015

facebook button