miércoles, 26 de febrero de 2014

Relato-La luz cegadora

Abro mis ojos viejos, miro alrededor y me pregunto "¿Dónde estoy? ¿Qué lugar es este?"

Me levanto despacio con cuidado. Mi cuerpo pesa muchísimo. 

No distingo bien. Una telilla fina cubre mis pupilas, pero no las protege del halo de luz que las hiere. Doy un bote tirando la cabeza hacia atrás, cerrando los ojos a la vez. Caigo al suelo, pasan unos minutos y recobro la calma poco a poco. Intento abrir los ojos y lo logro, sin que la luz los vuelva a cegar. Recorro con la vista este lugar desconocido para mí. No sé donde estoy. 

"¿Donde están los demás?" Me angustio pensando que me han abandonado. 

Estoy en un pozo profundo donde los recuerdos se ahogan. Mi mente está en blanco como estas paredes vacías que me rodean y no dicen nada. Son frías al tacto.

Estoy sediento como si hubiera subido a una montaña o como si hubiera hecho una carrera de obstáculos. Busco en la penumbra algo para saciar mi sed. Más que ver el agua la presiento, casi la olfateo. Olfateo el olor característico de la humedad, sé que está cerca. La encuentro y bebo deprisa toda la que hay. El agua recorre mis entrañas aliviando el ardor de la ansiedad y la angustia. Algo de tranquilidad me invade, y aún en la semioscuridad permanezco sosegado por unos instantes que parecen horas. 

Sin embargo la serenidad escasea y me dura poco. Siento un gusanillo de angustia. La impertérritas paredes se agitan, se mueven a mi alrededor, se estrechan poco a poco. No sé cómo impedirlo pero me afano en andar, primero hacia un lado, y luego hacia otro, como si marcando mi terreno le recordara a las paredes que yo estoy aquí. Una vuelta y otra vuelta. De pronto descubro una puerta. No la he visto antes en mi desesperación. Cuando la veo, emito un grito que me sale de muy adentro, más que un grito es casi un desgarro de mis entrañas, es mi dolor en forma sonora... y casi al instante la puerta se abre. 

Una luz cegadora mi impide ver, pero sé que son ellos. "Están aquí!"¡Son ellos!" Me lanzo en dirección a la sombra que crean en el umbral, sus olores me envuelven y me recuerdan la seguridad, y la calma. Caigo en sus brazos y siento que estoy en casa.

–¿Qué pasa, abuelete? ¿Nos has extrañado? No hemos tardado mucho.

–Ya estamos aquí, Rocky. Toma un premio. Buen chico. 

Acarician mis orejas y el lomo. Sé que estoy a salvo. Sigo sin saber donde estoy, pero ellos están conmigo. Lo demás no importa.




Si crees que el esfuerzo de este blog contribuye a la divulgación de la cultura, dame tu voto.El enlace es http://lablogoteca.20minutos.es/lumy-con-sentimientos-40004/0/#vota

lunes, 24 de febrero de 2014

Décimas con Amigos III

La historia del "Gatillazo" continua. El enamorado por fin responde a la presión creada y se escuchan nuevas voces.



Él (el del Gatillazo)

Con todo lo sucedido
estoy bastante nervioso
y hasta un poco vergonzoso
por ese intento fallido.
Pena que ella ha sufrido
con ansiedad mi fracaso,
mas no puedo decir «paso»,
porque mi hombría está en juego.
Si con la Viagra despego 
les prometo que me caso.

Lumy Quint

Una vecina chismosa

Qué vocación de servicio,
que solícito, entregado,
es el varón bien dotado
cuando falla el artificio.
Hasta se casa, de oficio,
por salvarse de la quema
y se embandera en el lema
de una propuesta gozosa.
¿Despertó la perezosa
según cuenta en su poema? 



El nieto de la vieja del visillo

Por esta mujer divina 
llevo mi amor en secreto,
cuidando de ser discreto
o lo sabrán en la China .
Mi abuela nunca termina
de contarme novedades
donde mezcla las verdades
con hechos de su cosecha.
Que un rayo, si hay boda y fecha,
me seccione en dos mitades.




¿En qué quedará toda esta historia?¿ Aceptará la frustrada enamorada esta proposición?



Os invito a participar en la historia aportando vuestras décimas. La podréis dejar en los comentarios y serán publicadas en la próxima edición. 


Si crees que el esfuerzo de este blog contribuye a la divulgación de la cultura, dame tu voto.El enlace es http://lablogoteca.20minutos.es/lumy-con-sentimientos-40004/0/#vota

martes, 18 de febrero de 2014

Mi diario capítulo VII El río parece recobrar su curso.

"¡Qué decepción! Mi padre me está defraudando", pensaba mientras caminaba de vuelta a casa. Nunca antes había estado tan furiosa y triste a la vez por su culpa. Creía entender sus cambios de humor, sus palabras escasas y vacías y por qué, las discusiones no llegaban a serlo. Pero esta vez estaba decidida a todo, incluso a abandonar la casa si aquella situación no cambiaba. 

Tenía hambre, pero a pesar de que el seguro había repuesto la cocina, temía cocinar antes de que mi padre la revisara. Comí cereales con leche y decidí esperar por papá. Me puse a hacer los deberes. Cuando terminé, era tarde, pero no tenía sueño, así que comencé a leer. Pasaron horas en las que no paré de preocuparme. Finalmente me caía de sueño así que me fui a la cama.  
Pensaba que lo sabía todo sobre mi padre y por eso mi disgusto, sin embargo los hechos me demostraron que no me enteraba de todo lo que le ocurría. 


  Ese mismo día mi padre había sido ascendido, lo que significaba una categoría más alta con un nuevo uniforme, unos dólares  más y la posibilidad de dar conciertos. Justo antes de llegar yo al bar,  mi padre había tenido una audición con la dueña quien decidiría si darle una oportunidad de celebrar un concierto en el escenario del bar. Sin embargo, la dueña consideró que mi papá no estaba preparado aún para dar un concierto en su local, pues no lo llenaría de público. 

Tras su primera fracasada audición mi padre comenzó a beber y tomó unas copas de más, se recostó en un banco y se quedó dormido. 

 Cuando despertó era de mañana y sus ansias de triunfo lo llevaron al parque de actuaciones donde realizó otra audición con la dueña del parque, y esta vez consiguió una oportunidad para presentar una canción en el espectáculo de nuevos talentos. Con estas buenas noticias volvió a casa.

Mientras, yo me había levantado y no lo vi. Mi preocupación se acrecentó  cuando averigüé que no estaba en su habitación. Su cama estaba sin deshacer por lo que supuse que no había dormido en casa. Fui a mi habitación  hacer mi cama y en eso él llegó.


–¡Kiara, querida!–gritó con emoción mientras me abrazaba– Han sucedido tantas cosas!
–Sí , papá han sucedido muchas cosas. Estaba preocupada por ti...
–Si, si, cariño ahora te explico, pero dame un momento para vestirme. Debo actuar en un par de horas. 





Preparé desayuno para los dos y nos sentamos juntos a la mesa. Hacía tiempo que no compartíamos una comida. Mientras comíamos me hablo de su trabajo, de los buenos momentos y de los no tan buenos. 

Me contó que había estado muy preocupado por el tema del dinero, las deudas, el fuego y temía no poder con todo, y no poder pagarme los estudios en la universidad. Me explicó lo que había pasado en el bar y como esta mañana por fin había conseguido su primera actuación en un escenario. 

Le hablé de mi preocupación por él y todo lo que había sentido en los días pasados.Le conté como había hecho algún dinero con la venta de los escarabajos y le pedí permiso para buscar un trabajo ya que en el instituto era una tarea que debía cumplir. Para mi alegría estuvo de acuerdo. 

Como era sábado me preparé para acompañarlo a su primera actuación ante críticos y un público más exigente. Afortunadamente las diferencias y mal entendidos entre papá y yo al parecer habían acabado. 





Si crees que el esfuerzo de este blog contribuye a la divulgación de la cultura, dame tu voto.El enlace es http://lablogoteca.20minutos.es/lumy-con-sentimientos-40004/0/#vota

domingo, 16 de febrero de 2014

Décimas con amigos II

La historia de los amantes es comidilla del pueblo. (Pincha en el enlace para conocer la historia completa)


Un amigo observa desde la viga


Ay compadre ya no siga
que después se quejará
si revelo así, sin más
lo  buena que está su amiga.
Ya que andaba por su viga
no me pude contener
y me vine para ver
si era cierto su romance,
me retiro sin percance
muy feliz por su querer.
        
            Gonzalo Reyes                 




La persignada del barrio



Jesús María y José

esto sí, no lo sabía, 
que Dios perdone este día 
y a mí porque me enteré. 
Esto va contra mi fe,
estos jóvenes ardientes
son un par de incontinentes
que desdeñan el pecado
¡Encima tan festejado,
vaya chicos indecentes!
                


Los amantes no esperaban la reacción del pueblo.

Ella (responde)


Debido al revuelo armado
mi apesadumbrado amante
se encuentra un poco distante
y hasta lo noto enfadado.
Ya sé que está bien dotado,
que solo fue un bajonazo
y como tal patinazo
esperaré el justo instante
en que raudo se levante
para sentir su pedazo.
                


¿Qué pasará con estos amantes? ¿Qué responderá él? ¿Dará la cara o se esconderá rumiando su fracaso? ¿Acaso lograrán consumar su amor, a pesar de los "impedimentos" que han tenido?

Os invito a participar en la historia aportando vuestras décimas. La podréis dejar en los comentarios y serán publicadas en la próxima edición. 



Si crees que el esfuerzo de este blog contribuye a la divulgación de la cultura, dame tu voto.El enlace es http://lablogoteca.20minutos.es/lumy-con-sentimientos-40004/0/#vota

viernes, 14 de febrero de 2014

Décimas con amigos

La aventura de los amantes no pasó inadvertida en el pueblo.

Él 


Miré tu cuerpo tendido 
sobre la noche desnuda.
Tú, trémula y tan menuda, 
yo tan seguro y fornido.
Cuando terminé perdido 
en curvas de tu regazo, 
protegido por tu abrazo 
ante tus ojos morenos, 
bebí el zumo de tus senos,
antes de aquel gatillazo.
                                                     
                                                   Lumy Quint y Ots Beltran


Ella



Te esperaba deseosa,
y casi toda desnuda,
mas trémula por la duda,
me sentía muy nerviosa.
Imaginaba  dichosa,
yo sobre ti, con viveza,
tú sobre mí, con destreza
como un amante eficiente.
Pero me dejaste ardiente,
porque te faltó dureza.
                                    
Lumy Quint y Ots Beltran


Un amigo de él

Yo que siempre lo escuchaba
vacilando de experiencia,
fue una herida en mi existencia
por todo lo que contaba.
Y tanta envidia me daba
que se resintió mi ego
por no despertar ni un fuego
y sobrarme timidez.
Por la boca muere el pez
del fanfarrón mujeriego.
                    
Rosario Alonso


Una amiga de ella:

Entiendo tus decepciones,
yo le vi tan masculino,
tan de fuego, tan divino
que conquistó mis pasiones.
Me dijo no me abandones
que me muero sin tu piel,
mi alma se volvió miel
y me entregué en llamarada.
Mas pronto me quedé helada:
él no subió de nivel.
                 
Mariví Gonzalez

La vieja del visillo


No es que quisiera espiar
-a pesar de los prismáticos-
a estos dos locos fanáticos
que pretendían pecar.
No soy de cotillear
pero era tan sencillo
retirando mi visillo
no perderme ni un detalle,
que ahora toda la calle
conoce su "defectillo".
                   
Rosario Alonso


El padre de él


Esto no hay quien lo soporte,
qué bochorno, qué tristeza,
yo no levanto cabeza
ni tampoco mi consorte.
Quizás haciendo deporte
-por ejemplo halterofilia-
nos devuelva a la familia
la fama de machos bravos,
y es que tantos menoscabos
ya me tienen en vigilia.
                    
Mariví Gonzalez


Muchas gracias a las poetas Rosario Alonso y Mariví Gonzalez por su colaboración y ayuda. 


Si crees que el esfuerzo de este blog contribuye a la divulgación de la cultura, dame tu voto.El enlace es http://lablogoteca.20minutos.es/lumy-con-sentimientos-40004/0/#vota



miércoles, 5 de febrero de 2014

Décimas a Dos Manos

Mi experiencia con la décima es escasa. Hace tan solo unos pocos días que práctico esta forma de poesía. En esta ocasión nos hemos reunido mi amigo Mikel Beltran (Ots Beltran) del blog  http://86400razonesparasentir.blogspot.com.es/ y yo para escribir unas décimas. 
 Según la RAE la décima es "una combinación métrica de diez versos octosílabos, de los cuales, por regla general, rima el primero con el cuarto y el quinto; el segundo, con el tercero; el sexto, con el séptimo y el último, y el octavo, con el noveno. Admite punto final o dos puntos después del cuarto verso, y no los admite después del quinto" 

abba.accddc

De acuerdo a otras fuentes contrastadas esa es la definición de la Espinela. La décima Espinela que toma su nombre en honor del poeta, novelista y músico, nacido en Ronda  (Andalucia) Vicente Espinel,  a mediados del siglo XVI, quien fijó la estructura de las rimas de la décima en abbaaccddc perfeccionando las estructuras que ya existían. Solo puede tener pausas en los versos pares, pero en especial en el cuarto.
A partir de entonces se puso de moda y en los siglos XVII y XVIII se usó con frecuencia para el epigrama y la glosa de otros poemas.  En el siglo XVII Lope de Vega quien contribuyó a su divulgación escribió que "las décimas son buenas para las quejas"

Y como dice mi maestra y escritora Rosario Alonso "Las décimas son excelentes para la sátira y el humor."
Muchas gracias a  Jorge Angel Aussel , Amarante, Mariví Gonzalez y  a todos los compañeros de http://www.ultraversal.com/




Él 


Miré tu cuerpo tendido 
sobre la noche desnuda.
Tú, trémula y tan menuda, 
yo tan seguro y fornido.
Cuando terminé perdido 
en curvas de tu regazo, 
protegido por tu abrazo 
ante tus ojos morenos, 
bebí el zumo de tus senos,
antes de aquel gatillazo.





Ella

Te esperaba deseosa,
y casi toda desnuda,
mas trémula por la duda,
me sentía muy nerviosa.
Imaginaba  dichosa,
yo sobre ti, con viveza,
tú sobre mí, con destreza
como un amante eficiente.
Pero me dejaste ardiente,
porque te faltó dureza.



Si crees que el esfuerzo de este blog contribuye a la divulgación de la cultura, dame tu voto.El enlace es http://lablogoteca.20minutos.es/lumy-con-sentimientos-40004/0/#vota

Para terminar esta lectura sugerimos este video con una muestra de estos dos grandes poetas repentistas de décimas espinelas de Cuba.


facebook button