domingo, 15 de junio de 2014

Cuando las penas atacan

Las penas crecen y estallan
http://weheartit.com

y los adentros carcomen
y los argumentos fallan.

Ira y desidia concomen
como dos fieras salvajes.
Hallar fuerzas que las domen

es como quitar tatuajes
aparecen cicatrices
aunque te pongas vendajes.

Las penas tienen matices,
pero las sufres lo mismo.
Igual gritas y maldices

que sientes un hondo abismo,
como al caer en un hoyo
mientras ocurre un seísmo.

Luego, corre cual arroyo
aunque el rayo te fustigue,
usa tu valor de apoyo
y no te pares, prosigue.




Afortunadamente he aprendido a lidiar con las penas, y ellas no me controlan ya; yo las controlo a ellas. Con este poema describo cómo siento yo las penas. ¿Y tú cómo las sientes, cómo te enfrentas a ellas?
Muchas gracias por mis amigos de Ultraversal por todo lo que me enseñan, sugieren y por todo su apoyo en general.
Si deseas más información sobre el tercetillo, pincha aquí.
Lumy Quint

facebook button