domingo, 23 de octubre de 2016

El baile de las luciérnagas

Procuro olvidar que  hubo un tiempo en que dos luciérnagas volaban emitiendo señales de luz
para así encontrar a su pareja.

Procuro olvidar como su brilo intermitente
las guiaban una a la otra 
y se enzarzaban en una danza
intensa y colorida
donde sólo el instinto ponía límites.

Pero ya no se aprecia su baile
en las profundas noches sin luna.
Quizás con el paso de estaciones
alguna perdió su camino
oquizás no, fue una simple ruptura
por el cambio climático.

lunes, 19 de septiembre de 2016

Vivencia Punzante

¿Qué es esta convivencia sin tí
mas que apnea despierta
y soledad acompañada?
Es cansancio sin descanso.
Es existencia infertil preñada de caos y desidia.
Es una conspiración de claroscuros
que inunda lo profundo de mi psiquis.

viernes, 9 de septiembre de 2016

No es tiempo de olvidar

Podría olvidar tu nombre
si un aguacero drenase
cada pizca que queda de ti,
mas ni el lugar ni el tiempo está decidido.
En la maraña de estrellas de la noche
esperaré una lluvia luminosa
que en la penumbra de esta pasión
entreabra una brecha.
Esperaré al instante en que mi ombligo
pierda la pelusilla que en el depositaste.
Esperaré sedienta a que pase esta canícula
Y en el otoño,
atrapada entre las hojas caídas,
rebuscaré recuerdos de tu amor.

jueves, 25 de agosto de 2016

Tu presencia en mí

Cada mañana 
aunque ni siquiera estés cerca,
el olor de tu piel embriaga mis sentidos.

Siento la tersura de tus labios
que arremeten febrilmente 
contra los míos, vírgenes de pasión.

Tus dedos descubren mi cuerpo con  exquisita lujuria
esparciendo  nuestro deseo  
como ardiente escarcha.

Tu presencia es más latente en mí 
según pasan las horas del día
tanto como tu ausencia  llena mi angustia.

viernes, 19 de agosto de 2016

Sin fingimientos


No debemos fingir, 
nos conocemos bien. 
Sabes que colecciono mariposas 
y tú libros antiguos. 
Siempre duermes la siesta,
yo cuento los minutos para verte. 
Sí tú bebes cervezas  
yo mientras bebo vino
Sólo hablas de sexo y yo digo que te quiero.
Nos conocemos,
sabemos que esperar uno del otro
sin fingimientos.
No pedimos quimeras
mas tampoco imposibles.
Porque tanto tú como yo sabemos, 
que en el amor y en la guerra 
pelear por amor es renacer.

imagen encontrada en google.

sábado, 13 de agosto de 2016

Plenilunio en la Habana

la luna llena le atrapa en la Habana
y de rabia se cubre su piel
sus oídos crecen de oír tanta mentira
y sus brazos y piernas atrapan el caos
en el plenilunio
las ánimas deshonestas
salen a cazar la inocencia de las estrellas

viernes, 1 de julio de 2016

Dame una noche sola

dame una noche sola
eterna cómo la historia del hombre
dame tan sólo una
una noche estrellada incandescente

dame una noche sola
donde nuestros cuerpos refuljan
y nuestros sexos felices
se entrelacen en juegos para otros prohibidos

tu lengua deambulará por mi piel
y crearás surcos para sembrar tu semilla
mi cuerpo navegará sobre el tuyo y
vagaremos al unísono por el universo

dame tan sólo una noche
una noche

sábado, 4 de junio de 2016

No sin mis papeles sin mis papeles no

los dias no corren
cuando la justicia no despega
bien lo sabía Ibraim
a quien las mil caras de la luna
habían cubierto de cenizas su pelo
todavía no están decía el funcionario
sus sesos casi se derriten
bajo la presion de la necesidad
su cara con palabras mudas
decía
necesito mis papeles
quiero trabajar
y el día en que  con ansiedad euforica
sostuvo al fin sus papeles
sus pies recorrieron Bilbao
galopaba sobre nubes
cuando su mochila cayó al río 
no se tire
gritó un paseante
otros
no lo hagas
pero fue en vano
las aguas  ambarinas del río Nervión 
se lo tragaron en un santiamen
la señora del caniche casi se desmaya
el musico callejero silenció el acordeon
las sirenas se escucharon
el salvamento se estableció
en apenas unos minutos
un puño con mochila emergió rajando las aguas
mientras le arropaban con mantas brillantes
Ibrahim gritó
no
sin mis papeles
sin mis papeles
no

Adiós amado amigo

Hoy hace una semana
que te fuiste en silencio.
Hoy hace siete días.
Tus ojos no sonríen,
tu risa no se escucha,
tus brazos ya no abrazan
sujetando nuestro mundo
con la fuerza de tu amor.
Lágrimas y cenizas
con flores secas yacen
inertes en tu alcoba.
Hoy hace siete días
que no ríes, jilguero,
amigo de la luz.
En el viento tu voz
podemos escuchar
y tu cuerpo tan puro
ha vuelto al polvo,
a tu tierra querida.
Adiós amado amigo.

viernes, 29 de abril de 2016

Mi padre y yo


Mi padre se llama como yo, y yo me llamo como mi hijo. Mi padre quería un hijo y durante todo el embarazo le decía a mi madre:

—María, tiene que ser un varón y se llamará como yo y cómo mi padre, José.

Mi madre no quería disgustarle .Le miraba con sus ojos castaños y poniendo su mano en la tripa le decía que palpara las patadas, que sería un hombrecito, que estaba segura.

Mi padre trabajaba desde que salía el sol hasta que desaparecía sobre las montañas que rodeaban el valle. Cultivaba tabaco, lo recogía y trasladaba las hojas al secadero. En el secadero mi madre le ayudaba con el ensarte.

.

El día del parto la sorprendió en el sembrado, mi padre que limpiaba los surcos, tuvo que ayudarla. Tumbada sobre una manta del secadero allí le vinieron las contracciones y el pujo, y fue mi padre quien me recibió. Cuando me tuvo en sus brazos y mi madre preguntó que era, él tan solo dijo es José, María José.

Mi padre nunca ha extrañado un hombrecito en casa. Desde siempre estuve muy apegada a él y nos convertimos en inseparables.. Siempre he sido su compañera trabajando de sol a sol con él.

Hoy después de treinta años, tengo en mis brazos a mi pequeño José y él se llama como yo, y yo como mi padre.

facebook button