domingo, 18 de marzo de 2018

A mi padre

Hace unos veinte años perdí a mi padre como consecuencia de un accidente de bicicleta que le produjo un coagulo de sangre que los médicos no detectaron tras "un simple atropello por una bicicleta". Mi familia paterna no se molestó en avisarme y no pude estar a su lado en sus últimos momentos. No fue el mejor padre del mundo pero lo hizo lo mejor que pudo y solo me quedan estos recuerdos.



A mi padre José Oriol

Recuerdo tu cara
de ojos oscuros y cejas anchas
tu sonrisa perfecta, pero infrecuente.
Tu amor por la belleza, la fotografía,
aún conservo la Smena Lomo
que me regalaste
en mi duodécimo cumpleaños.

Quisiste a varias mujeres.
Fuiste un rompe corazones,
pero nunca sabremos
quien te lo rompió a ti.

Si alguna vez tuviste sueños
alguien te los arrebató,
como te exprimió la alegría
en un día soleado en la playa.
Ese fatídico día en que tu suerte acabó.

Siempre serás parte de mí
y cada vez más
y cada vez más soy tú
y cada vez más estás en mí.

EPD J.O.Q.A
Lumy Quint Hierro !8/03/2018

facebook button