viernes, 10 de febrero de 2017

Cuando el vacío se empondera

La garganta casi se cierra
no puede asumir el torrente
de esas lágrimas que nadie ve llorar.

Es un mantial por dentro
creando cavidades
  y cada vez
el vacío halla un sitio.

El vacío es oscuro y pegajoso
Y empalaga la existencia
hasta al punto de asfixiarla
Se empondera y la devora desde adentro.

facebook button