jueves, 25 de agosto de 2016

Tu presencia en mí

Cada mañana 
aunque ni siquiera estés cerca,
el olor de tu piel embriaga mis sentidos.

Siento la tersura de tus labios
que arremeten febrilmente 
contra los míos, vírgenes de pasión.

Tus dedos descubren mi cuerpo con  exquisita lujuria
esparciendo  nuestro deseo  
como ardiente escarcha.

Tu presencia es más latente en mí 
según pasan las horas del día
tanto como tu ausencia  llena mi angustia.

facebook button