viernes, 25 de diciembre de 2015

Noche Buena en Cuba

Hoy es 25 de diciembre, hoy es navidad. Ayer fue noche buena. 

Desde Bilbao recuerdo las noches buenas en familia en Cuba. No teníamos árbol de navidad, ni otros adornos, pero la alegría nos despertaba desde que los primeros gallos cantaban. Las casas se llenaban de ese júbilo que solo ocurre cuando se celebra algo especial. Nunca supe hasta ahora porque se le llamaba noche buena, pero de pequeña siempre supuse que era noche buena porque era el día del año que mejor se comía. Nunca supe de nacimientos, ni de redentores. No sabía nada de religiones. Para nosotros la religión nunca significó nada. La noche buena no era una fiesta religiosa.
Navidad 2012 en La Habana

La mañana del 24 comenzaba con la música de casa de los vecinos como desayuno. Era el despertador para los dormilones como yo. La música nos llenaba de energía para realizar todas las tareas del día: la limpieza de la casa, la preparación de la comida. 

En ocasiones nos tocaba la matanza del cerdo y todo el trabajo que eso conllevaba. Era muy común que algunos vecinos vinieran ayudar en la matanza y la preparación de las carnes. La mañana se llenaba de chillidos de los animales sacrificados. 

De pequeña solía taparme los oídos, luego me acostumbré, aunque deseaba que todo fuera rápido. Todo era parte de la tradición. Los hombres se ocupaban de la labor más desagradable y las mujeres cocinaban. El ron era un invitado más y animaba a muchos.

Cuando llegaba la noche cada familia comía en su casa, pero cerca de la media noche unos visitaban a otros. Íbamos a casa de los vecinos y allí nos brindaban más comida y bebida. Amanecíamos varias familias en alguna de las casas bebiendo y bailando. Era una fiesta para despedir la última semana del año. Era la mejor noche del año porque compartíamos familiares, amigos y vecinos juntos tras haber degustado una buena cena. 

Ahora que ya no estoy en mi Cuba natal extraño esas fiestas, pero sigo considerando la noche buena como una fiesta familiar en la que se cena mejor.

jueves, 10 de diciembre de 2015

Re-saname

estoy desnuda de amor 
como una casa vacía
una destruida y sin dueño
con las paredes cubiertas
de intolerante hiedra y  musgo
que rezumando salitre
taponan  poros y venas
y  enfrían la sangre
resaname
resaname con caricias
empapela mi cintura
decorame con tus dedos
coloca columnas jónicas
que sostengan estas ganas
ven renueva los deseos
de corriente alterna
con orgasmos electricos
que i_lumy_nen  el hogar
04-01-2015

facebook button