jueves, 21 de mayo de 2015

Maldita poesía


maldita poesía que no deja de acosarme

se me pega a la piel

a veces como gentiles caracoles
 otras, como sanguijuelas y me sangran el alma

me agobia
                    me asfixia

hasta el punto que si no escribo
podría ahogarme en mi lamento
en la indiferencia de las manos quietas
en la falsa satisfacción del no hacer nada

maldita poesía
que me implora atención
esfuerzo
que me hace remontar empinadas cuestas
acelerando  mi corazón

maldita poesía
a pesar de todo necesito tus vuelos, tu gente, tu enseñanza
te deseo y haré lo que haga falta para vivir en ti

facebook button