domingo, 12 de abril de 2015

La senda del pánico

Cada día recorro horas de angustia,
caminos de soledad acompañada.

Me crecen enanos en la tripas
Y se mueren de tristeza.

Algunos amigos divergen
y desaparecen en la nebulosa de la incomprensión.

Y busco algo de luz entre las sombras, 
pero ellas se resisten, me atrapan y ahogan.

Busco en mi interior una pizca de claridad,
mas mi alma sucumbe arrastrando hasta mi propia sombra.

facebook button