viernes, 20 de febrero de 2015

Fuego que carcome



Los rayos del sol se ceban en tu piel
como agujas huecas para succionar tu sudor,
ese que me excita, 
que reconozco entre miles
y cuando por circunstancias 
que no puedes controlar rozas a una fémina,
llegas a mí con la mezcla de un olor 
que aborrezco y me revuelve.

Un fuego me carcome con lentitud,
de afuera hacia adentro...
pero se contiene entre mis pulmones
y aspiro con fuerza, 
y me calmo, 
y siento tus dedos frotando mi cuello,
bajando por mi espalda como un baile  
de besos sutiles que arrancan mis ganas 
del fondo del espejo oscuro,
donde a veces las guardo
y me sosiego... me sosiego... me sosiego 
y desaparece el pánico
ese que se esconde en mi vientre 
cuando llegas a mí, 
con ese aroma que desconozco.

16.02.2015

Poema escrito para el reto "Hablamos de los celos" en la comunidad Territorio de Escritores en facebook

facebook button