miércoles, 31 de diciembre de 2014

Amanece en mi Habana


Amanece ya en mi Habana

por el Este el Indio asoma
entre palmas en la loma
calentando la sabana.
Por fin en ésta semana
ha dejado de llover
pues la lluvia al parecer
me la traje en la maleta
desde Bilbo en avioneta
sin visado y sin querer.


lunes, 22 de diciembre de 2014

Fotografías y Haiku en Bilbao


Margen izquierda del canal de la Ria del Nervión. Edificio Udon (izda)

Sobre la ría 
lanzan las malas yerbas
viles semillas


El canal de la Ria desde la margen derecha


En el canal
la vieja azul barcaza 
echa la siesta 

Deporte acuático en el canal de la ria


pista acuática  
que hospeda a devotos
de los deportes

Ausencia


Ya sé que no vendrás. 


El espacio vacío en mi costado

crece con cada luna 
y la angustia se clava en mis costillas
tratando de asfixiarme. 


Poco a poco el valor desobstruye las venas 

mas no elimina el óxido
corroyendo letal mi corazón. 

De colores y números




Tres amarillos canarios
Cinco rojas amapolas
Seis verdes olivas
Siete azulejos  cantores
Crean mi jardín numeral

En él aparezco en sueños
con números y colores.


miércoles, 17 de diciembre de 2014

En mala compañía



Él nunca estuvo solo, 
tú lo acompañabas.
Aún cuando no eras bienvenido
tu intención de entrometerte, 
no ocultaste.

No ocultaste
el deseo de manchar
la palabra tan ansiada,
la  espontánea caricia
a los ojos sonrientes,

a los besos en la punta de la lengua 

tan dispuestos a saltar y suicidarse.

domingo, 14 de diciembre de 2014

Anoche fuiste mio


Te até al cabecero de mi cama 
con mi propio perfume 
y con aquel pañuelo azul de seda 
que te excitaba tanto. 

Mis ojos te bebían.
Refrendando tus ganas 
quebraba las barreras del respeto. 

miércoles, 10 de diciembre de 2014

Quiero cambiar mi piel y si es necesario: autotomía. (ii)



¿Quién soy ahora , sin mis estudios, sin profesión, sin mis gustos, sin mis propiedades?

Me deshago de mi pasado, de la infancia feliz y la triste, la de la carencia material y la abundancia de emociones, de cariño, de besos y abrazos. 

No importa, quiero ser nadie. No quiero tener pasado. Ahora no deseo recordar los éxitos en los estudios, la tesis con la máxima calificación,  ni el primer trabajo, ni los amigos que allí hice y  que ahora están lejos, me deshago del bulling, de las malas intensiones, de los arribistas y manipuladores, de antes y de ahora.  

martes, 9 de diciembre de 2014

Quiero cambiar mi piel y si es necesario: autotomía.


Hay días y momentos en los que quisiera ser nadie. 

Despojarme de mi nombre como cuando pelas una cebolla y le quitas la primera capa. Esa primera no te hace llorar, así que puedo seguir con el proceso.  

Luego viene mi profesión,  olvidarme de que enseño idiomas y en general me gusta ayudar a la gente.  Otra capa fuera. Ésta ya provoca escozor en mis ojos, pero sigo adelante. 

lunes, 8 de diciembre de 2014

Viviendo a toda velocidad


Miro a la pantalla del monitor con la mirada ausente, y contemplo mi rastro durante estos últimos meses. ¿No sé si he vivido yo, o es la vida la que me ha llevado a rastras? A veces he ido acelerada, casi corriendo, con la única misión de encontrar migajas de felicidad. Mi velocidad ha sido tal que viajando en un tren imaginario, he visto las casas y la gente pasar como un ¡zas! una pared de ladrillo, una ventana, una melena morena volando al viento, caras deformes por la velocidad. 

domingo, 7 de diciembre de 2014

Un amigo de paso: Álvaro F. Fernández con Historias que contar


Queridos amigos de la blogoesfera, comenzamos la sección Amigos de Paso con nuestro primer invitado el escritor Álvaro Fernández Fernández. Démosle la bienvenida. 

–Hola Álvaro. Se bienvenido a Lumy con Sentimientos.
–Muchas gracias, un placer y un honor.

–Cuéntanos, ¿cómo supiste de este blog?
–Fue todo a raíz de conocerte a ti, Lumy, su creadora, en la red social Google+ y colaborar juntos en un proyecto literario. Nada más saber de la existencia del blog, hice mi primera visita y leí un par de entradas. A partir de ahí se convirtió en un blog de visita obligada. Desde entonce lo sigo. 

viernes, 5 de diciembre de 2014

Vive el momento, no confíes en el maňana.


Siempre usaste está frase. Me la repetías cada vez que contabas la trágica historia que te rodeaba. La asociabas a desgracia. No me escuchabas cuando yo te instaba a que vivieras el presente, el "Ahora" -hasta te regalé el libro- aprovechando los momentos mágicos, que nosotros fuimos capaces de crear y que la vida nos dio la oportunidad de disfrutar, pero tú te aferrabas a los fantasmas del pasado, que como demonios sedientos de tu alegría, iban a por ti.

facebook button