martes, 9 de diciembre de 2014

Quiero cambiar mi piel y si es necesario: autotomía.


Hay días y momentos en los que quisiera ser nadie. 

Despojarme de mi nombre como cuando pelas una cebolla y le quitas la primera capa. Esa primera no te hace llorar, así que puedo seguir con el proceso.  

Luego viene mi profesión,  olvidarme de que enseño idiomas y en general me gusta ayudar a la gente.  Otra capa fuera. Ésta ya provoca escozor en mis ojos, pero sigo adelante. 


Tras ésta segunda capa me olvido de mis gustos,  mis aficiones como la de escribir en el blog que a veces me pone metas y tareas que no deseo asumir.  

Me empiezo a sentir ligera, pero  lo estaré más cuando me libere de mis propiedades.  Abandono el piso donde vivo ahora, los muebles de madera con su ambiente cálido, las alfombras y adornos con su nota de color, los recuerdos de viajes, los cuadros y fotografías. Las  de mi vida anterior y mis libros los reservo, quizás algún día los recupere. Aún así los cargo en mi mente por un tiempo.

Sería bueno volver a vivir en una casa de madera vieja, casi una chabola, donde las lluvias no se contienen fuera y penetran en el interior  abrazando paredes que sudando copiosamente, la música de las múltiples gotas que caen en los jarros de aluminio dispuestos por todas partes de la casa te llegan a atormentar, pero entonces escapas al menos por unos momentos imaginando como será la nieve y los esquimales cazando focas y besándose con la nariz y me pregunto si harán el amor desnudos o envueltos en pieles. Vuelvo a recordar la humedad que erizaba los cabellos desde los brazos hasta la nuca, luego los escalofríos  y la tos. Siempre llegaba la tos con las lluvias, con ellas las fiebres y los sueños de tener una casa mejor. Ya la tengo, pero es pesada.

Continuo despojándome de todo. Pesan los bienes cuando te asfixian con malos recuerdos, pesan cuando no te dejan avanzar, cuando te atan y no te permiten ser libre ni de pensamiento, ni de acción. ¡Fuera propiedades!

Lumy Quint 
07/11/14

Continuará...




facebook button