miércoles, 31 de diciembre de 2014

Amanece en mi Habana


Amanece ya en mi Habana

por el Este el Indio asoma
entre palmas en la loma
calentando la sabana.
Por fin en ésta semana
ha dejado de llover
pues la lluvia al parecer
me la traje en la maleta
desde Bilbo en avioneta
sin visado y sin querer.



Sobre el tejado me siento

y observo desde el bordillo
el encaje de bolillo
de antenas bailando al viento,
e inmortalizo el momento
para que la gente vea
lo que la inventiva crea
de una percha con un fleje .
Quizás la foto refleje
que la cosa está muy fea.


Ya tienen la solución

con la venta de cajitas
digitales, con patitas
que son la revolución.
La línea de evolución
parece favorecer
a los que echan a correr
hasta la tienda primero.
Sacan cien en el Diezmero
y en tres paran de vender.




facebook button