miércoles, 15 de octubre de 2014

Tengo miedo-poesía y fotografia

tengo miedo
y no sé qué hacer

             qué hacer
tengo miedo
y no sé
no sé


ten
go


mie
do
        mi e  do

        mi e  do

¡Eso es vivir?

La vida es una puta desnuda
tendida en su cama
mientras espera al próximo cliente.


La vida, zorra cautelosa, que espera
a que dejemos de tocar los huevos
para salir de su escondite

y comer.

La vida no juega a la ruleta  
                                porque no tiene nacionalidad
conduce la montaña rusa
                                y la descarrila 

 es lo que siempre hace.

imagen Yell Saccani  

Siempre tengo la necesidad de ilustrar mis textos con imágenes y suelo buscar fotografía o pintura de autor. Si las encuentro en la red, siempre les doy el crédito por su obra, tras localizar al autor. En el caso de Yell Saccani es una artista cuya fotografía me atrapó desde el primer día en que la encontré en una búsqueda de google. Tras visitar su galería en Flick, pude apreciar y comentar alguna de sus obras. Un tiempo más tarde supe que ella me seguía en esa red social, descubrí su perfil de facebook y logré contactar con ella. Gracias a eso pude adquirir la hermosa pieza que os muestro acompañando mi poema y que adorna una de las paredes del salón de mi casa. Si deseáis adquirir una pieza de la autora, aquí tenéis los enlaces para poneros en contacto con ella.  
Fan page facebook         Galeria en Flickr

En mi opinión su obra tiene gran influencia del expresionismo ya que se centra más en plasmar los sentimientos que mostrar la realidad del personaje fotografiado por eso la encuentro tan apropiada para algunos de mis textos.  Poseen gran expresividad, dinamismo y cuentan una historia. En muchas de sus obras es la propia autora quien aparece. 

Sobre mi poema, solo agregar que no debemos permitir que nuestros miedos nos paralicen, o nos hagan tomar la decisión incorrecta. Aprendamos a controlarlos y no dejar que ellos controlen nuestra vida. Nacimos sin miedos y logramos ser adultos a pesar de los que nos fueron inculcando y los que aprendimos a controlar para crecer. 
Pensemos como un niño: "Tengo miedo, pero si no subo a buscar la pelota que se quedó entre las ramas del árbol, no podré jugar más."
"Yo puedo subir, puedo cogerla"    

Feliz semana y pasaros por nuestro sorteo aquí y no olvidéis votar por este blog en los Premios Bitácoras 2014 aquí

facebook button