viernes, 10 de octubre de 2014

Mi primera cámara fue una Smena 8m-lomografia-memorias






Me gusta la fotografía. Siempre ha sido una de mis aficiones desde pequeña. Mi padre fue fotógrafo de bodas y cumpleaños, al igual que uno de mis tíos, y cuando de pequeña salía con ellos y mis primas, ellos siempre hacían fotos. Fotografiaban los lugares de mi Habana Vieja de los setentas, a nosotras, y sobre todo, a las muchachas bonitas que siempre le sonreían a dos padres jóvenes solos con tres niñas. Visitábamos el Capitolio, bajábamos por El Paseo del Prado hasta llegar al Malecón. Allí sobre el muro, nosotras corríamos, jugábamos o simplemente era el momento de contemplar el mar, y ver como el atardecer cubría con su manto anaranjado el Castillo del Morro al otro lado de la Bahía.


Hacer fotos y que me las hicieran era una diversión, así que recibí mi primera cámara por mi duodécimo cumpleaños. Desde entonces no he parado de hacer retratos, panorámicas en viajes, tomas de historias cotidianas que iré compartiendo con vosotros.  



Ésta es mi primera cámara, una Smena 8m. Su nombre es ruso y fue fabricada allí. Esta tiene más de 25 años. Se fabricaban en la antigua Unión Soviética en la fabrica LOMO entre 1953 hasta 1991. Smena era una cámara de 35 mm de bajo costo, diseñadas para ser asequibles para todos los bolsillos. Se fabricaban de baquelita al principio, y los últimos modelos de plástico negro. 

La mía creo que es de baquelita, su objetivo es de metal y posee su funda de cuero original, y como todas las de su tipo, es totalmente manual. Tiene un montón de números y dibujos. Necesité mucha práctica y consejos para obtener fotos con buena nitidez y definición. Posee dibujos que indican el clima del momento en que sacarás la foto, nublado, lluvioso, despejado, soleado o nocturno y debes colocar el objetivo en alguna de esas posiciones, escoger el dibujo de una persona o varias, y para paisajes dos arbolillos, además de seleccionar la distancia del foco. Junto al objetivo está la palanquita del obturador y el visor, un recuadro muy pequeño, se encuentra por detrás. 

La verdad que aprendí rápido a usarla y hacia fotos de aficionada en blanco y negro que deben estar por algún lugar. Por aquella época me escapaba a la finca la Vigía, antigua propiedad del escritor Ernest Hemingway, reconvertida en museo después de la revolución cubana, y allí hacía fotos de diferentes áreas de la casa e imaginaba que el escritor volvería en  cualquier momento y me saludaría a mi y a mis compañeros de colegio.  Así que mis sueños de ser escritora y fotógrafa nacieron allí. 

Con los años comprendí que necesitaba un oficio que me diera de comer y que me gustara también, así que decidí ser profesora, pero aún sigo con mis aficiones de niña.   

Volviendo al tema de mi cámara Smena 8M, creo que fue uno de los mejores regalos que me han hecho jamás y estoy pensando en volver a usarla si consigo carretes. Creo que será toda una experiencia. Ah y si encuentro alguna de mis viejas fotos, las compartiré. ¿Cuál fue vuestra primera cámara? ¿Qué edad teníais entonces? 

Te recuerdo que participo en los premios Bitácoras 2014 y agradecería tu voto. Además te invitamos a que participes en nuestro sorteo segundo aniversario, pinchando aquí. Muchas gracias por tu visita. ¡Nos leemos!




facebook button