jueves, 28 de noviembre de 2013

Mi diario capitulo I


Querido diario:
Desde el día en que llegaste a mis manos, te convertiste en mi amigo inseparable. Contigo he compartido tristezas y alegrías. Me has visto crecer, reír, llorar y siempre has guardado mis secretos. Eres el regalo más preciado que jamás me han dado.

Poco antes del trágico accidente automovilístico en que mi madre desapareció cuando yo tenía  siete años, ella te trajo a mí.
 –Kiara, hija, tengo un regalo para ti  –musitó con su más tierna voz.
Llena de excitación y alegría pregunté
–¿Qué es mamita?
Extendió sus brazos y me entregó un voluminoso paquete envuelto en papel con florecillas de color rosa.
–¡Qué bien! ¿Es un juguete?
–Abre el paquete… Es mejor que un juguete.
Con cara de desilusión sostuve en mis manos un libro que me pareció enorme.
–Ah, es un libro…
–No. Es un amigo. Será tu amigo, tu amigo invisible.
–¿Cómo puede ser mi amigo? Es solo un libro.
Abríéndolo me di cuenta que no había nada escrito. Sus páginas estaban en blanco
– Y está vacío. No hay nada escrito –continué.
–Algún día sus páginas estarán llenas. Tu escribirás en él. Cada día le contarás lo que hagas, lo que veas o lo que sientas y todos tus secretos. Será tu mejor amigo.
–No sé, mamita. Eso es mucho difícil –repuse con mucha seriedad.
– Se dice muy difícil y no lo es. Solo tienes que escribir y confiar en él. Inténtalo. –con su más dulce sonrisa me aclaró
–Bueno mami, si tu lo dices… Lo intentaré. ¿Jugamos un poquito?
–Claro mi amor.


Mi mundo era tan sencillo que mi mayor alegría era pasar tiempo con mi madre y jugar con ella. No fue hasta hace poco que comencé a escribir en tus páginas y como dijo mi madre, has sido mi amigo y confesor. Has sido uno de los mejores regalos que me hizo mamá. 

martes, 26 de noviembre de 2013

Verseando-Se desmorona

Nixie by Tommy Cavarela

Se desmorona 

El alma se deshoja 
en gélido lamento y 
congela con tristeza 
todas las sensaciones.

La esperanza sucumbe 
cual estación de esquí 
en primavera,
el estío envidioso
va y seca las palabras .


Los pensamientos flotan 
   en mil  saladas nubes 
 que cortan el aliento,
 y provocan arcadas 
al volver a esgrimir, 
 el sufrir como escudo. 

Se desdobla el alma, 
 yo, lo presiento. 





lunes, 25 de noviembre de 2013

Historia Sims 3- Mi Diario-Introducción

Mi Diario  Introducción 
 Kiara
Kiara Percy es mi nombre artístico. ¿Sabes? Nací Kiara Quint, pero tras un cambio de imagen, cambié no solo mi nombre sino también el color de mis ojos. Antes eran oscuros y gracias a las lentes de colores ahora son verdes. Mi  cabello rojo más bien rizado, siempre lo he llevado largo y liso.

 Mi padre y yo llegamos a Sunset Valley cuando yo era una adolescente y mi padre, un joven músico con mucho talento, pero poca fortuna. La desgracia se apoderó de nuestra familia desde el día en que yo nací. Pues con mi nacimiento, perdimos toda relación con mis abuelos maternos y mi madre llena de tristeza se encerró en un mundo de fantasía que solo por momentos abandonaba.

Desde jovencita tuvo que trabajar muy duro para salir adelante. Trabajó de niñera durante muchos años, pero nunca dejó de estudiar. Mientras los niños dormían, mi madre estudiaba día y noche para sacarse sus estudios, pero también se dedicaba a su pasión: escribir novelas. Escribió muchos cuentos cortos, pero su mejor obra fue una novela llamada "Kiara". Fue tras la última entrega de "Kiara," mientras visitaba a su agente, cuando conoció a mi padre y fue amor a primera vista.

Mis abuelos maternos siempre quisieron la fama y el éxito para ella. Para ellos los estudios y la carrera artística de mi madre eran lo más importante. Un día ella les habló de mi padre y les confesó que esperaba un bebé. Mi abuelo quien era muy estricto, sufrió tal disgusto que tuvo un ataque y enmudeció, y nunca más le dirigió la palabra. Su enfermedad empeoró y pocos meses después de que mamá dejara la casa, mi abuelo falleció. Al poco tiempo mi abuela le siguió.

Mi madre se culpaba de todo lo sucedido y sufría en silencio. Parecía que su trabajo era entonces su mayor alegría.
   
Un día gris de otoño, frío y lluvioso me desperté sobresaltada y bañada en sudor. Aunque era pequeña tuve sensación de agonía y abandono. Una horrenda pesadilla me había despertado. Sin embargo la pesadilla continuó.
Horas más tarde mi padre me dijo:
–Hija, algo malo le ha pasado a mamá y no la volveremos a ver. Se ha ido.
Hubo un accidente y el coche en que viajaba mi madre se incendió. Ella desapareció y nunca más la volvimos a ver.

Como mis padres, también tengo aficiones artísticas. Me gusta cantar; tengo muy buenas aptitudes y una bonita voz, pero como mi madre, prefiero escribir. 

Escribir es para mí una necesidad. Es la otra forma que tengo de comunicarme con todos sin dirigirme a nadie en específico. Mientras escribes puedes decir todo lo que quieras y creas, y no hay nadie para contradecirte o responderte, solo tus propios pensamientos. Pero hay algo que también me apasiona: enseñar y ayudar a la gente. Ahora te dejo amigo diario. Tengo que ir a trabajar. Mis alumnos me esperan.

domingo, 24 de noviembre de 2013

La búsqueda

Fast forward by Yell Saccani

Ella en la noche se adentra 
como arco iris sin colores
sus vestiduras remienda
con jirones de faroles 


En un manto de azabache
busca deseosa una estrella
que sus razones rimando,
suprima su mala huella

En su búsqueda concentra 
 luces y estrellas fugaces 
en su aposento se encuentra 
luceros que son  falaces


Las paredes muy despacio
se aproximan ofuscadas,
sin dejar siquiera espacio
 a su soledad forzada



lunes, 18 de noviembre de 2013

Un día inusual

                                                                      
Bar Iruña, Bilbao
¿Qué cómo ha sido mi día? Me gustaría decirte, que idéntico a cada uno de los días en los últimos diez años. Despertarme pronto ha sido y quizás sea, lo que más fácil se me da. Aunque  soy buena amante de Morfeo y me pierdo en sus brazos cada noche, con solo cinco horas de sueño tengo suficiente. Tomo siempre el tren para ir a la oficina a las 8:05 horas y monto en el primer vagón para salir por la primera puerta. Además así siempre encuentro asientos vacíos, me siento y leo mi libro. Siempre estoy leyendo alguno. Llego a la oficina temprano, preparo mi puesto, enciendo mi ordenador  y espero a los primeros clientes. Cuando termino, vuelvo al vacío de mi apartamento donde parece que las telarañas de mi hastío cubren las paredes como tapices. Cada día transcurre igual, solo cambian las personas que me rodean.

Ayer, sin  embargo, fue un día  muy especial porque  algo diferente ocurrió. Aún ahora no salgo de mi asombro.

Pues a media mañana, algo inusual me sucedió. Primero, en la oficina no hubo ninguna situación desagradable con ningún cliente insatisfecho, cosa rara. Todo fue sobre ruedas, algo como ya te dije, inusual. Mi jefe, un hombre cerrado como no hay dos, me dijo que si quería podía salir a tomar un café. Así que, extraña a mi costumbre, salí a las 10:30 am y más extraño aún, me dirigí a una cafetería en Bilbao en la cual nunca había estado. Tú sabes que soy animal de costumbres, pues no sé que me dio.

Era un sitio de esos con aires bohemios. Tenía paredes empapeladas en gris y dorado que combinaban con lámparas que parecían estrellas, y creaban una atmósfera, francamente, agradable, ideal para relajarme leyendo mi libro.

Pedí mi café en la barra y me senté en un sofá corrido, de esos que le sirve de asiento a varias mesas a la vez. Tomé mi libro y comencé a leer.

Mientras leía, sentí un hormigueo en mi nuca,  juraría que alguien me observaba desde la mesa de al lado. Sentí esa sensación, ¿sabes?,  de que te están observando, y a los pocos minutos escuché.
– ¿El Amor en Los Tiempos del Cólera?
–¿Perdón?–repliqué levantando la vista y mirando en la dirección que venía la voz.
–El libro... ¿Es El Amor en Los Tiempos del Cólera?–preguntó un hombre joven de unos treinta y tantos años señalando con un dedo a mi libro.
–Ajá –asentí y traté de continuar leyendo, ya sabes lo que me cuesta hablar con extraños.
–¿Y le está gustando?
Levanté la cabeza de entre las páginas y volví a asentir –Sí, me encanta – respondí con algo de timidez– ¿Lo ha leído? –el desconocido estaba despertando en mi algo de curiosidad.
– Si, hace tiempo lo leí. Creo que cada vez tiene más vigencia.

Lo miré fijamente y descubrí sus ojos claros como agua marinas y unos labios sensuales. En su mesa descansaba un libro que parecía haber estado hojeando. Me deleitó con su más amplia y perfecta sonrisa.
–Es muy actual.
–¿Cómo que actual? Es una historia que narra hechos ocurridos el siglo pasado  –agregué intrigada.
No sabía si mi interlocutor me estaba mintiendo y no había leído la novela o simplemente me estaba tomando el pelo.
–Estamos en los tiempos del cólera.
–No creo que haya cólera en España, ni siquiera en Europa –le interrumpí.
Volvió a sonreír.
–El amor está en los tiempos del cólera nuevamente. Lo digo en sentido figurado. ¿No lo crees así? –comenzó a tutearme.
–No lo sé. No tengo ni idea.
–Es muy difícil conocer a alguien, encontrar pareja, enamorarse en estos tiempos. ¿Estás de acuerdo conmigo?–Volvió a tutearme.

Sabía de lo que me hablaba. Estaba cansada de buscar en redes sociales, de citas incomodas e inútiles. No había conocido a nadie que me impresionara lo suficiente para volver a verle. Tantos fracasos me habían hecho desistir de buscar alguien con quien compartir mi vida y mis aficiones.

Extrañamente, no me sentí incómoda con él; le tuteé también.
–Sí, creo que sí. Es verdad...

Sin darnos cuenta el tiempo pasó, y hablamos de nuestras vidas y de nuestros gustos. Reímos juntos intercambiando anécdotas graciosas de nuestras citas. A ambos nos apasionaba la literatura, así que intercambiamos opiniones sobre nuestros libros favoritos. Del libro que llevaba me leyó poemas que me transportaron a sitios de ensueño y me hicieron sentir la emoción que él sentía.
Mientras hablábamos se movió de su sitio y terminó sentándose a mi lado.
– ¿Qué te parecería si te invitara a tomar un café?  ¿Quedarías conmigo, reina?
Sentí el peso y el calor de su mano sobre mi rodilla, mi corazón dio un vuelco, y no me pude negar.
–Sí, claro...encantada –respondí turbada por su contacto.
–¿Mañana aquí a la misma hora?
–Vale,  hasta mañana.
–Hasta mañana reina.
Se levantó y le vi alejarse.
Mi cabeza daba vueltas, un temblor imperceptible me paralizó, y mis manos estaban heladas. "Tanto tiempo en la red buscando ¿Y qué me paso hoy!  ¿En un café un desconocido me conquista! ¡Dios! Esos labios, esos ojos ¿No estaría yo soñando?" Cuando salí del café, caminaba sobre una nube. Ni  cuenta me di que había llegado a la oficina.

Mi día continuó como en un sueño. Las horas en el trabajo se me hicieron cortas y de vuelta en casa me sentía feliz. Los recuerdos de la mañana se repetían en mi mente una y otra vez.

Hoy teníamos nuestra primera cita. Salí de la oficina a la misma hora  que ayer. Caminé hasta la cafetería y en la puerta vacilé. Mi inseguridad habitual trató de minar mi voluntad, pero en un esfuerzo crucé el umbral de la puerta, pedí mi café en la barra y con este en la mano me giré buscando con la mirada la mesa donde le había conocido. La mesa estaba vacía, pero en ella reposaba el mismo libro que había visto ayer. Supuse que estaría cerca, me senté en la mesa contigua y comencé a leer mientras bebía mi café.

–Buenos días reina. Me alegro de verte.

Escuché su voz a mi espalda, me giré despacio y vi un rostro pálido, y unos ojos tristes; sus labios estaban lívidos y esbozaban una sonrisa glacial.

"¡Oh dios! ¿Es este el mismo hombre que yo conocí ayer? ¿El mismo que me encandilo con sus hermosos ojos, su sonrisa y su alegría? ¡No puede ser! ¿Estaría soñando!¡No puede ser! Parece la persona más triste que jamás he conocido."

–Perdone, creo que se ha equivocado de persona –dije mientras recogía mi libro con premura. Me levanté y me marché sin mirar atrás.

A veces la vida te da peras cuando quieres melones, y la vista se te nubla como se nubla la mente cuando altas expectativas nos rigen.  Ahora sola en mi habitación, pienso que no le presté  la atención suficiente a ese chico, la primera vez que nos vimos, y peor aún, le rechacé. Ahora siempre me quedará la duda de si hubiera sido un buen compañero en estas tardes frías de otoño.




Si te gusta como escribo te recuerdo que puedes ayudarme  votando por mi blog en el siguiente enlace. 

Muchas gracias por vuestro apoyo.

viernes, 15 de noviembre de 2013

Verseando-Jubiloso Penar



Jubiloso penar



en su interior 
se sienten punzadas  

las entrañas vibran 
se estremecen y se contorsionan 
se escucha su estertor 

y gritan sin grito 
una algarabía silente 
 cual plañidera garganta 
 que crece en la oquedad 

chirrían los nervios 
le crujen los huesos 
por ella se conduelen 

mas ella, solitaria sufre 
su pena de amor
 y un gorigori jolgorico 
no cesa de cantar 












Si te gusta mi blog te recuerdo que puedes votar por él, en los premios Bitácoras.com 2013 pinchando en este botón te lleva la página de bitácoras  te registras con tu cuenta de facebook o Twitter y en votar en la categoría Humor y Entretenimiento incluyes la dirección del blog www.lumyquint.com y la das a votar.
Votar en los Premios Bitacoras.com

Muchas gracias por vuestro apoyo


domingo, 10 de noviembre de 2013

La niña de Guatemala

           
Maria Garcia Granados
Quiero, a la sombra de un ala,
Contar este cuento en flor:
La niña de Guatemala,
La que se murió de amor.

Eran de lirios los ramos,
Y las orlas de reseda
Y de jazmín: la enterramos
En una caja de seda.

 ...Ella dio al desmemoriado
Una almohadilla de olor:
El volvió, volvió casado:
Ella se murió de amor.

Iban cargándola en andas
Obispos y embajadores:
Detrás iba el pueblo en tandas,
Todo cargado de flores.

 ...Ella, por volverlo a ver,
Salió a verlo al mirador:
El volvió con su mujer:
Ella se murió de amor.

Como de bronce candente
Al beso de despedida
Era su frente ¡la frente
Que más he amado en mi vida!

 ...Se entró de tarde en el río,
La sacó muerta el doctor:
Dicen que murió de frío:
Yo sé que murió de amor.

Allí, en la bóveda helada,
La pusieron en dos bancos:
Besé su mano afilada,
Besé sus zapatos blancos.

 Callado, al oscurecer,
Me llamó el enterrador:
¡Nunca más he vuelto a ver


A la que murió de amor!
                     José Martí  

José Julián Martí Pérez (La Habana, Cuba, 28 de enero de 1853 – Dos Ríos, Cuba, 19 de mayo de 1895) fue un político republicano democrático, pensador, periodista, filósofo y poeta nacional cubano de origen español, creador del Partido Revolucionario Cubano y organizador de la Guerra del 95 o Guerra Necesaria. Perteneció al movimiento literario del modernismo.

Sobre el poema se cuenta que tras su encarcelamiento y primera deportación de Cuba, Martí viaja a Guatemala donde  trabaja en la Escuela Normal Central como catedrático de Literatura y de Historia de la Filosofía. Allí conoce a María García Granados, hija del expresidente de Guatemala mientras impartía un curso sobre composición literaria.  Se cree que María se enamoró del profesor con el que mantenía una cálida relación . 

Martí vuelve a México donde había conocido a la cubana Carmen Zayas Bazán,  para contraer matrimonio el 20 de diciembre de 1877. Regresa con su esposa a Guatemala a inicios de 1878. María sufre un duro golpe y muere ese mismo año.

Muchos años después este poema, el número IX de la obra "Versos Sencillos" conocido como La niña de Guatemala, salió a la luz en 1891.


Dedicado a Rebeca Mendez, la eterna enamorada del Muelle de San Blas.


Si te gusta mi blog te recuerdo que puedes votar por él, en los premios Bitácoras.com 2013 pinchando en este botón te lleva la página de bitacoras, te registras con tu cuenta de facebook o Twitter y en votar en la categoria Humor y Entretenimiento incluyes la dirección del blog www.lumyquint.com y la das a votar.
Votar en los Premios Bitacoras.com

Muchas gracias por vuestro apoyo

jueves, 7 de noviembre de 2013

Escribeme un poema


Mariposa, flor nacional de Cuba
Escríbeme un poema
que como caña de azúcar
me acaramele el cuerpo,
uno suave que acaricie mis oídos
con palabras aligeras e imaginarias
que me hagan volar por cañadas y montes,
un poema que pueda saborear
mientras tu ausencia ocupe mis brazos.
Escríbeme versos de amor
que enciendan mi gélida alma
que despierten la quietud
del lago tornándolo mar indómito.
Escríbeme una balada
donde sienta tus sinceros te quieros,
una balada que me bañe de caricias
que coloree mi tristeza 
como el cielo, 
como la llama, 
como el trigo
una balada que florezca 
mariposas en mi estomago
que con su goloso aroma 
me empalaguen la risa
Escríbeme  una copla 
a la orilla del Nervión
que su música atraviese el agua,
cree remolinos de espuma,
salpicando mi cintura
en mi lento andar
Envíame ternura,
mi añorado juglar.





Si te gusta como escribo te recuerdo que puedes votar por mi blog en los premios Bitácoras.com 2013 pinchando en este botón te lleva la página de bitacoras, te registras con tu cuenta de facebook o Twitter y en votar en la categoria Humor y Entretenimiento incluyes la dirección del blog www.lumyquint.com y la das a votar.
Votar en los Premios Bitacoras.com

Muchas gracias por vuestro apoyo.

lunes, 4 de noviembre de 2013

Visitando lugares comunes

Este viernes ha sido fiesta en España. Yo decidí salir a desayunar en mi bar preferido del barrio. Se llama Presley en honor al rey del rock and roll y no es para nada moderno. Una foto antigua enorme de Elvis Presley te da la bienvenida desde la pared al fondo frente a la puerta. Me gusta mirarle a Elvis, parece que te invita a sentarte y verle cantar. Yo desayuno, y luego leo y escribo.

Para desayunar me decidí por un zumo de naranja, un bollo de mantequilla y un café cortado con poquita leche.

El bollo de mantequilla es un pan dulce con azúcar y mantequilla dulce. Es propio de Bilbao y no lo encontrarás en ningún otro sitio en España. 

Cuando terminé el desayuno, me puse a escribir en la tableta. 

Retomé un poema que tenia a medias. Me puse a leerlo con la vista, pero a pesar de ello, oía el sonido de cada letra, cada palabra era representada en mi mente con sonido e imagen. Buscando ritmo, musicalidad y originalidad, lo leía una y otra vez, para que un verso me sugiriera el siguiente. 

Sin embargo, por más que escribía, todo me sonaba a tópico. Intento escribir un poema de amor y nada me parece original. Siento como si todo lo que escribo lo he leído anteriormente. No quiero visitar "lugares comunes". No quiero usar tópicos literarios. Entiéndase por tópicos, frases y elementos retóricos formales que se repiten sin sufrir variaciones a través de los tiempos. Los tópicos: temas, ideas o elementos son entonces ideas estereotipadas y poco significativas por su repetitivo uso, se convierten en lugares comunes.

No quiero un poema
que hable de cómo tus "labios sensuales"
me daban"besos apasionados"
en "días radiantes de sol"
No quiero sentirme atrapada
en "un amasijo de hierros"
como cuando te ibas
No quiero ser el "ciervo herido"
que "como el ave fénix
de las cenizas resurge",
ni quiero ser 
"fugaz como el tiempo"

 ¿Acaso es que sobre el amor está todo escrito? Parece difícil, pero siempre se podrá  escribir algo original, ya que el escritor siempre persigue en lo que escribe, su realidad más intima y esta puede ser hasta desconocida para él mismo. 

Como dijo el novelista argentino Ernesto Sábato, un creador "es un hombre que en algo "perfectamente" conocido encuentra aspectos desconocidos" y sobre lo mismo, el escritor y crítico literario Julian Moreiro agregó "la tarea del escritor es encontrar una forma diferente de mirar lo ya conocido."
Según el poeta y crítico literario Luis Cernuda "es necesario que el poeta, haciendo suya la tradición, vivificándola en él mismo, la modifique según la experiencia que le depara su propio existir, en el cual entra la novedad, y así se combinan ambos elementos(...) la tradición y la novedad"

Si te gusta como escribo te recuerdo que puedes votar por mi blog en los premios Bitácoras.com 2013 pinchando en este botón te lleva la página de Bitácoras  te registras con tu cuenta de facebook o Twitter, pinchas en votar y  en la categoría Humor y Entretenimiento incluyes la dirección del blog www.lumyquint.com y la das a votar.
Votar en los Premios Bitacoras.com

Muchas gracias por vuestro apoyo.

sábado, 2 de noviembre de 2013

Jueves de Halloween

Si, ya sé que hoy no es jueves, pero me toca escribir sobre ese día. ¡Qué difícil es la vida del bloguero! Todos los días buscando algo de que escribir, pero bueno tengo mi reto personal que me tiene ocupada y me da una excusa para contaros algunas de las cosas que me pasan.

El jueves me levanté con ganas de fiesta y como decía un compañero bloguero, con un DJ en mi cabeza que tocaba una y otra vez "This Halloween" cantada por el genio de la canción y el espectáculo, Marilyn Manson.





Según iba andando al trabajo, la canción retumbaba en mi cabeza. Se interrumpió mientras daba mi clase, pero según salía del edificio, comenzó a sonar con más fuerza y comencé a cantarla. Canto muy bien, entono bien según mi madre, pero mi música se interrumpía si me cruzaba con alguna persona en el camino por miedo al ridículo  Tenía que hacer algo. Esa banda sonora necesitaba un escenario más acorde.


Así que aprovechando que debía ir de compras a Bilbao centro, fui a desayunar a un bar que me gusta mucho por sus buenos pinchos y por su ambiente tétrico-fiestero. El "Por doquier" es un bar en la concurrida calle Doctor Areilza en Bilbao centro. tiene una gran variedad de suculentos pinchos que hacen la boca agua. El café lo ponen muy bueno también. No es de los que más barato lo  venden, pero tampoco de los más caros. Un café allí cuesta 1.40€ en mi barrio lo puedes tomar desde 1.20 hasta 1.35€. 

Pues el Por doquier como era de esperar, estaba preparado para la fiesta de Halloween. 


 Como veis skeleton me acompañaba

Después del desayuno, me fui a hacer compras, y a la tarde después de estar trabajando todo el día con el tema de Haloween debía salir a celebrarlo a tomar una copa como corresponde cuando tenemos un día de fiesta después. Tanto fue lo de la canción, que se la puse a los niños en clase de inglés y se asustaron solo de oír la música. Se quedaron flipando como yo cuando vi una especie de cuchillo diadema que te  pones para que parezca que te han atravesado el cerebro. ¡Estos niños!
Extrañé no disfrazarme como el año pasado porque a pesar de mi edad, soy una niña en el corazón.
.
Este año unas cervezas morenas como yo, y a seguir compartiendo con los amigos. 

Así terminó la noche más bruja del año. Feliz fin de semana a todos. 

Si te gusta como escribo te recuerdo que puedes votar por mi blog en los premios Bitácoras.com 2013 pinchando en este botón
Votar en los Premios Bitacoras.com

Muchas gracias por vuestro apoyo.

viernes, 1 de noviembre de 2013

Un sueño desafía la historia

Miércoles por la mañana, no tenía trabajo. He dormido a pierna suelta, como un lirón, hasta las diez pasadas. He tenido sueños muy raros, sueños que desafían la historia y la trastocan, sueños de los que al despertar estás segura que nunca ocurrieron.

Soñé qué en compañía de un amigo visitaba un pueblo del País Vasco. Era el típico pueblo con una única calle principal con su taberna presidiendo la plaza. Las casas de piedra de dos o tres pisos, con amplios portones, balconadas, ventanas y contraventanas, y tejados, de madera, se alineaban a ambos lados de la calle. El color rojo de los balcones combinaba con las fachadas encaladas y el verde de las contraventanas, recordando los colores de la Ikurrina (la bandera vasca)


Cuando entrabamos por esa única calle, nos sorprendió encontrarnos con un alarde militar precediendo la llegada del dictador Francisco Franco. Un pequeño grupo de aldeanos les dio la bienvenida y les acompañó hasta la taberna del pueblo donde les prepararon un obligado homenaje. Las ventanas estaban cerradas a su paso. La gente del pueblo esperaba en la taberna. Junto a ella, un grupo de jóvenes bailaron y cantaron danzas vascas al ritmo del txistu y del tamboril. 

Mientras las danzas se celebraban, dentro de la taberna pude constatar como todos hablaban Euskara, el idioma vasco. Sentados en rústicas mesas de madera tallada algunos aldeanos jugaban al mus y otros degustaban vino. Era un amplio edifico de piedra con estructura de madera a la vista y techos muy altos. En sus paredes se podían observar aperos de trabajo, esculturas talladas en madera y cuadros de típicas escenas vascas, dos grandes lamparas de hierro forjado colgaban del techo . Una barra de madera se extendía a lo largo de la pared de la izquierda frente a las mesas. Detrás de la barra había una gran ikurrina  junto a un lauburu de madera negra y un arrano beltza  a cada lado. Al fondo en la pared de la derecha ,una gran chimenea de piedra calentaba el local, desprendía olor a leña y al caldo que en ella cocían. 
Mientras todo esto ocurría yo contemplaba con perplejidad. No parecía un sueño. Podía percibir los olores, los colores y el ambiente que me rodeaba era muy real, sin embargo reconocí que era mi primera visita a ese lugar. Le dije a mi amigo, con extrañeza, que todos parecían reales, no salidos de un sueño y diciendo esto, toqué con un dedo a la mujer que atendía la barra. Ella me respondió en euskera, y luego al mirarnos, cambió y me habló en castellano con acento preguntándome que deseaba. Mi amigo le dijo que quería participar en una rifa de algunos objetos de la época, entre ellos unas albarcas. Seleccionamos dos figuras entre los boletos que nos enseñaron y mi amigo le entregó una monedas. La mujer, mirando las monedas dijo que eran muy extrañas, pero las aceptó. Las miramos y volteandolas, descubrimos, al ver la imagen de España en la Unión Europea que eran euros. En ese momento desperté. 

Estaba perpleja de haber vivido en mi sueño un viaje al pasado donde este se confundió con el presente. Mi sueño fue un completo desajuste de la realidad, como todos. Primero yo nunca habría podido conocer a Franco porque tenía pocos años y vivía en la Ciudad de la Habana, Cuba cuando él murió. Segundo, mi sueño mostró una total libertad para disfrutar de la Euskal kultura en Euskadi (País Vasco) 

Según fuentes vascas, bajo el mandato de Franco, el euskera y los símbolos vascos estaban prohibidos. El idioma se conservó en los núcleos pequeños rurales, en caseríos y muy poco en las grandes ciudades, siempre en la clandestinidad. Los nombres vascos estaban prohibidos también. El euskera estaba prohibido en los registros, en los rotulados de hoteles, en tribunales y comercios, en las escuelas, en la radio, en escrituras públicas, en discos y publicidad. Solo las danzas vascas se aceptaban como folklore. 

Hoy en día la identidad del pueblo vasco es defendida por muchas organizaciones y por la amplia mayoría de la sociedad vasca. Actualmente hay una incidencia de bilingüismo en el estrato de población más joven y entre los nacidos entre los setenta y los ochenta. El uso del euskera ha aumentado aunque el conocimiento de este menos. La transmisión familiar y la actitud de la sociedad ante las políticas de fomento del euskera ha aumentado. Cada vez más las parejas bilingües trasmiten el euskera a sus hijos y cada vez son más los partidarios del fomento de la lengua.
  Cuando vine a vivir a Euskal Herria (País Vasco) empecé a estudiar euskera en cuanto pude y estudié durante tres años. Por falta de tiempo, no pude continuar estudiando y no lo hablo bien, pero comprendo bastante.


Aita-semeak por Oskorri

El padre y los hijos

El padre y el hijo están en la taberna
La madre y la hija trabajando
Deberemos ver de nuevo
La vaca gorda en el barrio
De nuevo no faltará
Trapos viejos en la percha
Y los ladrones han robado
Lo que teníamos en casa
Y nosotros estamos medio desnudos
Siempre dependiendo de alguien!
Tenemos toda la culpa
La tenemos en todo
No eches la culpa a alguien
Cuando muera Euskal Herria
Pero soy joven y tengo
El futuro en la mano
No se nos morirá Euskal Herria
Mientras yo viva.

La lengua es un pilar sobre el que se sustenta la cultura de una sociedad. La lengua nos brinda la oportunidad de mostrar nuestra visión personal del mundo que nos rodea, nos brinda la sensación de pertenencia a un grupo y nos distingue de los demás. La lengua refleja nuestra identidad.



Si te gusta como escribo te recuerdo que puedes votar por mi blog en los premios Bitácoras.com 2013 pinchando en este botón
Votar en los Premios Bitacoras.com


Muchas gracias por vuestro apoyo.

facebook button