miércoles, 30 de octubre de 2013

Martes en Bilbao

Hoy es martes.Son las 13 horas. Otra vez se viste Bilbao de gris. Amaneció lloviendo aunque por un momento casi me engaña con un cielo azul y unas pocas nubes. El sol juega a las escondidas. En menos de una hora cambió, y la capota gris volvió a cubrir las montañas que rodean Bilbao, las nubes comenzaron a descargar, y el agua nos cubrió.
Edificio abandonado en margen izquierda del canal en Bilbao


Yo ya sabía que iba a llover. Si, ya sé que no trabajo para el centro de meteorológico, pero mi piel no me engaña. No os extrañe. A otros los huesos les avisan de la lluvia, a mi, mi piel. Tengo un sensor en ella que percibe con claridad la humedad y los cambios de temperatura. Parece que es como un termómetro. En seguida sé cuando baja la temperatura o sube. Como todo el mundo, pensaréis, pero no. Mi piel puede predecir la lluvia por el grado de humedad, cuando está alta se me pone piel de gallina y seguro que llueve. Cuando hace frío seco, se pone ceniza y me recuerda a la piel de una culebra (gasto mucho en cremas) En fin, tengo la piel que me cambia como la de un lagarto y como uno, yo me mimetizo con el entorno, pero esa es otra historia.


Pues eso, que no olvidé el paraguas, hoy al salir de casa, porque ya estaba en mi bolso desde el día anterior. Bueno la verdad es que mi termómetro particular me había fallado un poco; no me avisa con exactitud cuando va cambiar el tiempo. Así que el paraguas estaba en mi bolso desde hace dos días. Por fin hoy le he usado. ¡Qué mañana más húmeda! Llegué al trabajo con un cielo azul con algunas nubes, pero a la salida ya tuve que abrir mi paraguas.

Hoy tenía una one-to-one class con el gerente de personal de la empresa para la que trabajo. A poco de haber comenzado la clase tuve que tomar un café de máquina porque ¡solo podía mirarle a la cara! ¡Si miraba al libro, se me cerraban los ojos! Cuando esto pasa creo que mi visión es como la que describen los borrachos, toda borrosa. No sabes lo que es tratar de leer, y escuchar al alumno (mi clase es student-centered el estudiante es el centro de la clase) sin que le mires como un topo con los ojos chiquirriticos de lo cerrados que los tienes. Mi mejor aliado allí, el café de máquina.

Hoy no desayuné por la mañana. Ya sé lo que pensaréis, que no es lo más conveniente, pero la verdad me levanté pronto, pero me quedé dormida sentada en el baño. Sí, me quedé dormida y no tuve tiempo para desayunar. Es por eso, que además del café que como buena Bilbaina (aunque sea adoptada) decidí comer un pincho de tortilla de bacalao con el café cortado con poquita leche en mi bar favorito del barrio donde vivo.

Es una costumbre. Para los que no habéis estado nunca en Bilbao, es muy común que mucha gente vaya a los bares-cafeterías a tomar café o vino y comer un pincho a media mañana. Se venden raciones pequeñas conocidas como pinchos en el País Vasco y como tapas en el resto de España. Aquí los pinchos se venden, aunque hay excepciones.   En forma de pinchos podréis probar diferentes platos desde verduras, embutidos, tortillas variadas, carnes y pescados. los bares que más variedad tienen son los más concurridos.


En el bar comencé a escribir esta entrada después de haber desayunado y de leer el periódico. El tiempo voló mientras escribía el borrador. Antes de ponerme con esta entrada intenté tomar nota de los diálogos de la gente que tenía cerca, pero fue casi imposible. Había un murmullo general y no pude distinguir más que unas pocas palabras de los dos jóvenes que se sentaban en la mesa de al lado. Os preguntaréis para que espío conversaciones ajenas, pero solo seguía un ejercicio de escritura difícil de llevar a cabo en los bares de Bilbao.

Son las dos pasadas.Es hora de bajarle a mi perrito Rocky. Vivimos en un tercer piso por eso lo de bajarle. En días lluviosos como este desearía ponerle un arnés y con una cuerda bajarle por el balcón, esperar a que haga sus necesidades  y volver a subirle. Es todo un trabajo sacarle tres veces al día y a veces cansa, pero es necesario para él y por él lo hacemos.


Podría decir que aprovecho este tiempo con Rocky a solas para pasear con mis pensamientos, pero no. La verdad es que sigo conectado al teléfono móvil chateando, metida en Google + mirando publicaciones o leyendo blogs. Ando como una zombie hipnotizada por el móvil. ¡Qué tiempos aquellos en que paseaba por los parques y jardines y compartía con otros dueños de perros! Conversábamos de muchas cosas: de las veces que nuestro perro comía, sí hacía bien las cacas, si ya no nos pedía permiso para subir al sofá y se subía ocupando casi todo el espacio... No, ya el tiempo ha pasado y nos ha cambiado a todos. De vez en cuando encuentro alguna de las viejecitas cuyos perros ya han fallecido, y sí hablamos, pero de la demencia senil en nuestros perros y de los cambios que estos conllevan. Es triste, pero nuestras mascotas envejecen con nosotros y nos adaptamos a ellos.
Bueno me tengo que ir. Rocky ya ha dado la vuelta a la manzana y se mete al portal.
Él manda, se acabó el paseo y por hoy esta publicación. Me queda comer y salir a trabajar. Volveré a la noche, sin ganas para nada. Os escribo mañana. ¡Qué tengáis buen día!

Si te gusta como escribo te recuerdo que puedes votar por mi blog en los premios Bitácoras.com 2013 pinchando en este botón
Votar en los Premios Bitacoras.com


Muchas gracias por vuestro apoyo.

martes, 29 de octubre de 2013

Amanece lunes en Bilbao

Amanece Bilbao encapotado.Parece que la noche, deseando alargar su espacio, y en contubernio con el viento, ha cubierto la villa de nubes bajas y grises, y ha desnudado algunos arboles.

La humedad es palpable en el aire que golpea mi cara y mi pelo.Ha sido un error salir con el pelo suelto. El viento juega con él a sus anchas. Ya es tarde para impedirlo.Mi pelo, por naturaleza rebelde, baila al son de un tango o de un acorde de rock. A duras penas logro ver entre la maraña de pelo, que crea una red frente a mis ojos, pero es momentáneo. Logro ver mi camino y echo andar más por costumbre que por visión. El otoño ha llegado para quedarse.

Son casi las ocho de la mañana. Pronto llego a la oficina donde imparto clases de inglés. La sala de reuniones está en la penumbra. Enciendo la luz, pongo mis libros sobre la mesa y me siento a esperar por mis alumnos. 

Quince minutos más tarde comienza mi clase y esta pasa sin ninguna novedad. Los alumnos se toman muy en serio el trabajo y están ávidos por aprender.

Cuando termino, salgo del edificio y voy al metro.  El trayecto dura unos diez minutos, apenas me da tiempo a leer un solo blog. Tengo sueño y los parpados se me cierran. Es hora de tomar café.

Salgo del metro y entro corriendo al bar que visito siempre. Me gusta como hacen mi café cortado con muy poquita leche. Siempre me siento junto a las cristaleras porque me gusta mirar la gente pasar mientras saboreo el café.
Leo el periodico y me sorprende la noticia de la muerte de Lou Reed. Qué descanse en paz. Recuerdo que en mis años de universidad le escuché y le seguí por un tiempo.

Unas siete horas más tarde dejo mi hogar y me uno al ejercito de hormigas trabajadoras que van al tren metropolitano para volver al trabajo y continuar su jornada.

Las clases son muy divertidas. En la primera, los alumnos son niños de nueve años que disfrutan mucho practicando los números en un juego llamado Fizz Buzz. Mi clase parece de matemáticas cuando los niños deben encontrán el Fizz, número que es divisible por cinco y el Buzz, el divisible por siete en una serie de números que ellos deben crear.
por ejemplo: 7,10,13,15,18,21
Fizz=10,15 Buzz=7,21
Luego contamos y cuando toca decir los números 10 y 15  cantamos Fizz y cuando toca 7 y 21 cantamos Buzz. Con este ejercicio practicamos oralmente y por escrito divisiones y multiplicaciones en inglés. 

Es muy gratificante trabajar con niños porque disfrutan mucho de las clases y tienen muchos deseos de aprender. Su forma favorita de aprender es jugando.

Termino mi jornada con una clase con adultos jóvenes que se preparan para obtener el First Certificate of English. La clase fue amena y el tiempo voló. Disfruto mucho de las clases con adultos también. 

Ya ha anochecido cuando abandono la academia. Es noche cerrada y solo luces artificiales alumbraban mi camino. Mi día laboral termina como empezó, con cielos nublados y con una humedad que me provoca piel de gallina.
Ya vuelvo a mi cueva, a mi guarida desde donde contemplo la vida pasar.


Si te gusta como escribo te recuerdo que puedes votar por mi blog en los premios Bitácoras.com 2013 
Votar en los Premios Bitacoras.com


y en el siguiente enlace
Muchas gracias por vuestro apoyo.

Escribir o no; esa es la cuestión.

¿Has escrito algo nuevo? Es la pregunta que más escucho en los últimos días después de ¿Qué tal? Llevo varios días sin escribir nada. No siento la inspiración, el gusanillo interior que me provoca crear personas imaginarias en situaciones inusuales. 

Estoy sufriendo lo que los escritores más tememos: el papel en blanco. Sin embargo tampoco es del todo cierto que mis papeles estén en blanco.Ni siquiera tengo la excusa de no tener ideas, porqué si las tengo. Tan solo noto cierta barrera que se interpone y creo que es mi nivel de exigencia. Deseo que cuando comience a escribir la historia tome formas concretas frente a mi y la pueda escribir de un tirón como ha ocurrido en otras ocasiones. 

Estoy trabajando en una historia basada en hechos reales parcialmente, pero la he apartado de mis objetivos en los últimos días   Creo que mi mayor enemigo soy yo misma, mi apatía,  mi pereza, son obstáculos para mi crecimiento diario. Pero bueno, lo primero ha sido reconocer mis propias debilidades, y lo segundo ponerme manos a la obra. He decidido escribir sobre todo. Escribiré más seguido y de todo lo que pueda.  
Es mi deseo que este consejo le sirva a todo aquel que desee dedicarse a la escritura de forma profesional y a quien desee mejorar su forma de escribir. 

Yo intentaré contar algo cada día. Por esto, comencé este pasado sábado escribiendo en la tableta esta reflexión y compromiso. Me costará muchísimo cumplir este reto porque tengo una vida privada que tendría que desvelar de alguna manera para lograr el reto, pero intentaré narrar mis vivencias obviando ciertos detalles privados. A ver como me las arreglo. Espero que mis relatos no se conviertan en un guión para una telenovela porque sí, a veces algunos tenemos vidas que serían dignas del mejor culebrón, no tendrían que envidiarle nada a ningún Gran Hermano o Gandía Shore. Bueno os prometo que trataré de no aburriros, aunque mi vida es bastante tranquila. Saludos y buena semana. 

Si te gusta como escribo te recuerdo que puedes votar por mi blog en los premios Bitácoras.com 2013 
Votar en los Premios Bitacoras.com


y en el siguiente enlace
Muchas gracias por vuestro apoyo.

domingo, 27 de octubre de 2013

Como las teclas del piano

futuro en blanco y negro

Pedrito y yo no siempre fuimos uña y carne. Hubo una turbia época  en que éramos enemigos jurados. Peleábamos por cualquier cosa: porque mi perro le ladraba, porque le ganaba a las canicas, porque encontrábamos el mismo sitio para escondernos cuando jugábamos al escondite o porque ambos queríamos jugar cerca de la niña Gisela en el patio de la escuela.   

domingo, 20 de octubre de 2013

Domingo de amor-Atrapado

 Atrapado

 Tus brazos me ciñen 
y se estrecha el cerco.

Se estrecha cada vez más.

Pretendes deslumbrarme,  
pero siento que estoy atrapado,
retenido.

Las rejas en mi aposento se cierran
y  mis palabras retumban
contra paredes encharcadas,
encharcadas de llanto.

La incertidumbre cala mi mente 
y  se enfrenta al deseo,
se enfrenta a este sentimiento
tan contradictorio.

Mi corazón mutilado ulula abatido
Tan sólo anhela expandir sus alas, 
anhela revolotear libre
 y elevarse,
cada vez más alto en su vuelo.
http://86400razonesparasentir.blogspot.com.es/
Atrapado by Mikel Beltran



 Incluso el amor con sus momentos de exaltación, de placer intercambiado, de entrega y divertimento, puede llegar a agobiarnos hasta hacernos sentir atrapados. La mejor sensación es la de sentirse amado y amar con libertad de movimientos, con la alegría que brinda la libertad de pensamiento y acción. Feliz domingo.



Si te gusta como escribo te recuerdo que puedes votar por mi blog en los premios Bitácoras.com 2013 
Votar en los Premios Bitacoras.com


y en el siguiente enlace
Muchas gracias por vuestro apoyo.

viernes, 18 de octubre de 2013

La crítica y la autocrítica como motor de impulso de nuestra creación literaria

Votar en los Premios Bitacoras.com

Palabras                                                         

Vueltas, vueltas y más vueltas.
Miles de palabras giran
spinning all around me
Round and around they go

Mil giros alrededor de mi cabeza,
las letras bailan rock and roll
Crean una red entrelazada 
que no me permiten ver.

Bailan, saltan, 
se deslizan
delante 
de mis ojos

Gusanos de seda que se envuelven
nubes de azúcar
que endulzan mi boca,
pero casi asfixian cuando escapan

C-i-e-l-o , que me impiden ver
A-i-r-e puro para respirar
P-a-l-a-b-r-a-s para luchar
T-i-e-r-r-a que necesito morar
A-m-o-r,  lo que quiero tener

domingo, 13 de octubre de 2013

Suspiros de poesía III

Continuamos con la recopilación de poemas para los Suspiros de poesía y mi reconocimiento a estos poetas que estilos tan variados presentan.


Pacto de amor

Dame tu sol, tu locura y tu mano,
dame pasión, dame amor, dame calma,
dame la luz al camino del alma,
¡Reina, por dios, tanto amor no es humano!

viernes, 11 de octubre de 2013

¿Por qué aprender a narrar?-Nestor Belda

A raíz de la publicación anterior "La creación intelectual es el más misterioso y solitario de los oficios humanos"-García Márquez, muchas opiniones se expresaron sobre su preocupación por la necesidad de variar o no, lo que algunos creen que es su estilo. El exceso de estructuras gramaticales o la falta de ellas, el abuso de frases o palabras, no se refiere al estilo, sino a vicios de escritura desde mi punto de vista. Por otra parte creo que si compartimos nuestros escritos es porque queremos que los demás disfruten de ellos, con lo cual se establece un compromiso de superación.

Por todo esto, he invitado al escritor y profesor de técnicas narrativas  Néstor Belda a que exprese su opinión a través de este artículo con el que con mucho gusto ha querido colaborar con esta bitácora. 


¿Por qué aprender a narrar?


Muchas veces he escuchado a escritores  descartar (¿o prescindir?) de las técnicas y recursos literarios porque yo tengo mi estilo y no quiero cambiarlo. (Entiéndase como escritor toda persona que tiene el impulso de escribir literariamente.) Esta defensa de su estilo constituye un verdadero lastre que impide el crecimiento del escritor, porque nada tienen en común el aprender escribir literariamente con resignar su personalidad literaria. No es ni soberbia ni orgullo, simplemente desconocimiento de las diferencias entre aprehender los recursos literarios y el estilo literario personal. Dicho de otro modo, si un narrador no sabe narrar, no es que tenga su propio estilo y personalidad, sencillamente no sabe escribir narraciones. Casi podría asegurar que aprender a escribir es lo primero, y lo segundo es aplicarle nuestro estilo personal que reside en su ser y estar en el mundo, único e irrepetible.

Por ejemplo, la técnica narrativa refuerza permanentemente el concepto de concreción, y recomienda evitar las abstracciones y explicaciones (mostrar/decir), pero NO niega la utilidad de las abstracciones y explicaciones introduciéndolas en el texto adecuadamente. Para eso sirven las técnicas y los recursos literarios. He visto mucha narrativa abstracta, plagada de digresiones que ni engancha ni emociona al lector. Y eso no se debe a que sea el estilo del autor.

Cada texto que escribimos, lo parimos sudando tinta (aunque suene a tópico), es nuestro hijo deseado y estamos orgullosos de él. He visto muchos comentarios señalando aspectos que deslucen un texto y que el autor no ha tenido en consideración simplemente porque confunde su estilo con la correcta escritura literaria. Hiere nuestro orgullo que nos señalen puntos flojos (y me incluyo), pero el crecimiento requiere de una alta dosis de humildad.

La narrativa, y la poética también, no consiste en escribir bonito, consiste en que si nuestro personaje está triste, alegre o desesperado, el lector también entristezca, se alegre o desespere.  Y para ello hace falta algo más que escribir bonito; hace falta saber escribir literariamente.

Les dejo una frase de Isabel Cañelles, de quien he aprendido muchísimo, que en pocas palabras (ella sí sabe escribir), dice lo que con tanta perorata he querido significar.

"Pensad que si fuera tan sencillo mostrar las tramas sin explicarlas, de un modo sutil, gradual, y a la vez visual y claro, todos seríamos unos maravillosos escritores, y a eso le otorgaríamos el mismo mérito que a saber hacer una tortilla a la francesa."

Néstor Belda
Prof. de Técnicas Narrativas
CEL - Centro de Estudios Literarios

Te invito a que compartas tu opinión al respecto y esta será compartida en la próxima edición. 

Si te gusta como escribo te recuerdo que puedes votar por mi blog en el siguiente enlace http://www.clubdeescritores.com/concursos/votaciones-blog-literario-2013.html
Y en los premios Bitácoras.com 2013 Votar en los Premios Bitacoras.com
Muchas gracias por vuestro apoyo. votar

domingo, 6 de octubre de 2013

"La creación intelectual es el más misterioso y solitario de los oficios humanos"-García Márquez

Según la RAE escritor es toda persona que escribe, autor de varias obras escritas, o impresas. Según Wikipedia, "La literatura es el arte que utiliza como instrumento la palabra y, el escritor, quien trabaja con ese instrumento hasta llevarlo a un nivel profesional y artístico."
Esta mañana leía un poema de un amigo escritor, alguien que admiro por lo creativo y por ser prolífico, leí uno de los comentarios que le habían dejado.  A pesar de no ser una crítica del todo positiva del poema, mi amigo la aceptó con gusto porque esta fue muy precisa y mencionó errores como la exageración y la falta de naturalidad que son problemas que él y  muchos escritores de habla hispana tenemos: la retórica recargada.
Cada día leo varios blogs en español cuyos  autores son muy creativos, tienen ideas geniales, cuentan muy buenas historias a través de relatos, poemas, prosa poética, ensayos y otros escritos. Sin embargo la gran mayoría de ellos caen en uno de los vicios más comunes de los escritores: la retórica recargada. 
Si tomamos la palabra retórica se refiere al arte de bien decir, de dar al lenguaje escrito o hablado eficacia bastante para deleitar, persuadir o conmover (RAE).Si hablamos de retórica en modo despectivo, hablaremos de un uso impropio de este arte. Retórica recargada no es más que el uso de palabrería asombrosa o exagerada, un mal uso de la retorica. 
Otra característica que debe tener el escritor en cuenta es la naturalidad, usar un lenguaje cercano, con claridad, pero no está reñido con el uso de un lenguaje rico, y otro punto a tener en cuenta es la concisión. El escritor no debe soltar chapa, no debe hablar por hablar.

Estos consejos y más podréis encontrarlos en el curso de narrativa del centro de estudios Palabra sobre Palabra  

Si te gusta como escribo te recuerdo que puedes votar por mi blog en el siguiente enlace.http://www.clubdeescritores.com/concursos/votaciones-blog-literario-2013.html Muchas gracias por vuestro apoyo. votar

facebook button