domingo, 10 de noviembre de 2013

La niña de Guatemala

           
Maria Garcia Granados
Quiero, a la sombra de un ala,
Contar este cuento en flor:
La niña de Guatemala,
La que se murió de amor.

Eran de lirios los ramos,
Y las orlas de reseda
Y de jazmín: la enterramos
En una caja de seda.

 ...Ella dio al desmemoriado
Una almohadilla de olor:
El volvió, volvió casado:
Ella se murió de amor.

Iban cargándola en andas
Obispos y embajadores:
Detrás iba el pueblo en tandas,
Todo cargado de flores.

 ...Ella, por volverlo a ver,
Salió a verlo al mirador:
El volvió con su mujer:
Ella se murió de amor.

Como de bronce candente
Al beso de despedida
Era su frente ¡la frente
Que más he amado en mi vida!

 ...Se entró de tarde en el río,
La sacó muerta el doctor:
Dicen que murió de frío:
Yo sé que murió de amor.

Allí, en la bóveda helada,
La pusieron en dos bancos:
Besé su mano afilada,
Besé sus zapatos blancos.

 Callado, al oscurecer,
Me llamó el enterrador:
¡Nunca más he vuelto a ver


A la que murió de amor!
                     José Martí  

José Julián Martí Pérez (La Habana, Cuba, 28 de enero de 1853 – Dos Ríos, Cuba, 19 de mayo de 1895) fue un político republicano democrático, pensador, periodista, filósofo y poeta nacional cubano de origen español, creador del Partido Revolucionario Cubano y organizador de la Guerra del 95 o Guerra Necesaria. Perteneció al movimiento literario del modernismo.

Sobre el poema se cuenta que tras su encarcelamiento y primera deportación de Cuba, Martí viaja a Guatemala donde  trabaja en la Escuela Normal Central como catedrático de Literatura y de Historia de la Filosofía. Allí conoce a María García Granados, hija del expresidente de Guatemala mientras impartía un curso sobre composición literaria.  Se cree que María se enamoró del profesor con el que mantenía una cálida relación . 

Martí vuelve a México donde había conocido a la cubana Carmen Zayas Bazán,  para contraer matrimonio el 20 de diciembre de 1877. Regresa con su esposa a Guatemala a inicios de 1878. María sufre un duro golpe y muere ese mismo año.

Muchos años después este poema, el número IX de la obra "Versos Sencillos" conocido como La niña de Guatemala, salió a la luz en 1891.


Dedicado a Rebeca Mendez, la eterna enamorada del Muelle de San Blas.


Si te gusta mi blog te recuerdo que puedes votar por él, en los premios Bitácoras.com 2013 pinchando en este botón te lleva la página de bitacoras, te registras con tu cuenta de facebook o Twitter y en votar en la categoria Humor y Entretenimiento incluyes la dirección del blog www.lumyquint.com y la das a votar.
Votar en los Premios Bitacoras.com

Muchas gracias por vuestro apoyo

facebook button