viernes, 18 de octubre de 2013

La crítica y la autocrítica como motor de impulso de nuestra creación literaria

Votar en los Premios Bitacoras.com

Palabras                                                         

Vueltas, vueltas y más vueltas.
Miles de palabras giran
spinning all around me
Round and around they go

Mil giros alrededor de mi cabeza,
las letras bailan rock and roll
Crean una red entrelazada 
que no me permiten ver.

Bailan, saltan, 
se deslizan
delante 
de mis ojos

Gusanos de seda que se envuelven
nubes de azúcar
que endulzan mi boca,
pero casi asfixian cuando escapan

C-i-e-l-o , que me impiden ver
A-i-r-e puro para respirar
P-a-l-a-b-r-a-s para luchar
T-i-e-r-r-a que necesito morar
A-m-o-r,  lo que quiero tener



Así como para narrar se necesita de técnicas para escribir bien, la poesía necesita para poder desarrollarse del reconocimiento de las reglas, pero también del quebrantamiento de algunas para crear unas nuevas. 

Al hablar sobre escritura debemos pensar que no es un trabajo fácil, pues no todo se reduce a hacer uso de nuestra inspiración  y verter nuestros sentimientos sin control en el papel. Continúo insistiendo en la necesidad del uso de las técnicas y recursos, pero creo que si las aprendes bien, no se perderá tu esencia, tu forma de representar con palabras tu realidad. Es ahí cuando la crítica se convierte en proceso necesario para nuestro trabajo creativo. Al respecto Néstor Belda señaló: " Hiere nuestro orgullo que nos señalen puntos flojos (y me incluyo), pero el crecimiento requiere de una alta dosis de humildad."

Creo en lo conveniente de las críticas para nuestro trabajo. Estas nos impulsan a crecer profesionalmente y crea un compromiso de superación. Comparto con vosotros lo que me escribió un amigo poeta cuando le pedí que leyera mi poesía y me diera su opinión.  Junto con algunas correcciones me escribió:
"Querida Lumy, no pienses que he maltratado tu poesía. Muy al contrario. La respeto y la estimo, de la misma forma que te estimo a ti como persona y como poeta. Cada uno de nosotros tenemos una forma peculiar de expresar aquello que sentimos o deseamos sentir en cada momento. La vida está hecha de pequeños instantes. "

Su opinión me sorprendió bastante. Esperaba la crítica, pero no su opinión. Dijo que su forma de ver la poesía era distinta a la mía porque según él las mujeres expresamos más alta la sensibilidad, por eso su visión de los poemas era distinta. No me molestaron en absoluto sus sugerencias y correcciones. Me hicieron ver mi texto desde otro punto de vista y desde entonces trato de aplicar a mis escritos diferentes visiones. 

Las evaluaciones críticas pueden formular problemas, y preguntas con claridad y precisión que te ayudarán a extraer información importante de tu trabajo y a plantear soluciones que redundaran en beneficio y mejora del resultado de tu obra. 

Al referirse al uso de la crítica y al conocimiento de las técnicas de escritura, nuestros lectores expresaron la necesidad de esta como motor de la autosuperación. 

 Como dice Néstor Belda recuerda que el mejor cocinero es aquel que siendo capaz de usar todos los instrumentos de su cocina, las técnicas que aprendió y siguiendo las normas culinarias, puede crear platos deliciosos y originales fruto de su ingenio, y nos recuerda que: 
"Escribir es comunicar nuestra percepción del universo, interior y exterior, y eso es lo que nos define como ser único e irrepetible, y lo que hace que nuestra escritura también sea única e irrepetible. El aprendizaje de las técnicas y recursos literarios jamás, y repito, jamás cambiarán esa forma de ser y estar en el mundo. Por el contrario, las técnica y recurso contribuirán a comunicar con eficiencia."
Para concluir me gustaría agregar que la crítica siempre debe ser constructiva para que logre un cambio favorable para todos y siempre se debe llevar a cabo desde el respeto y el sentido de la colaboración.

Recordemos los pensamientos martianos al respecto:

“Criticar no es censurar, sino ejercitar el criterio. La crítica no es la censura; es sencillamente y hasta en su acepción formal –en su etimología– es eso, el ejercicio del criterio. La crítica es siempre difícil y sólo una vez noble: cuando señala defectos pequeños de un carácter que vale más que sus defectos; cuando, en vez de limitarse a débiles exigencias de gramática, censura las ideas esenciales con alteza de miras, e imparcialidad y serenidad de juicio.Criticar no es morder, ni tenacear, ni clavar en la áspera picota, no es consagrarse impíamente a escudriñar con miradas avaras en la obra bella los lunares y manchas que la afean. Señalar con noble intento el lunar negro, y desvanecer con mano piadosa la sombra que oscurece la obra bella. Criticar es amar: y aunque no lo fuera, no está en que iniciemos época favorable a la agitadora y dura crítica: que en las horas de riesgo y de combate, cuando las penas de la lucha vienen y tintan el ánimo sereno, cuando no sobre firme tierra sino sobre arena movidísima, fresca a trechos y oscura, descansa el pie agitado, es ley suprema, urgente y salvadora la hermosa ley de amar”.
José Martí

Si te gusta como escribo te recuerdo que puedes votar por mi blog en el siguiente enlace http://www.clubdeescritores.com/concursos/votaciones-blog-literario-2013.html
Y en los premios Bitácoras.com 2013 Votar en los Premios Bitacoras.com
Muchas gracias por vuestro apoyo.

facebook button