domingo, 1 de septiembre de 2013

Susurros de poesía¡Publicación número 100!

Susurros de poesía
¡Por fin llego a la publicación número 100! Ha sido todo un placer escribir cada semana para vosotros, crear contenido nuevo, original, conciso y con buena redacción.

En mi opinión las publicaciones de blogs deben ser 
precisas. El escritor establece un compromiso con sus lectores y necesita brindar lecturas de interés y calidad. Es por esto que es muy importante el buen uso del lenguaje. 
Existen diversas definiciones del lenguaje, pero todos coinciden en que es la capacidad que tiene el ser humano de comunicarse con sus semejantes por medio de mensajes a través de signos gestuales, orales, escritos, simbólicos, etc.  El lenguaje tiene una función social pues nos permite comunicarnos e influenciar sobre otros.

Escribiendo blogs llevamos a cabo una función social pues influenciamos a nuestros lectores de una manera u otra. Les ayudamos a crear estados de opinión, les ofrecemos nuestros conocimientos, nuestras experiencias y compartimos nuestros estados de ánimos y los sentimientos que nos embargan en diferentes situaciones. Toda publicación ya sea una noticia con la que podemos estar o no de acuerdo, un relato original, una poesía, un estado de opinión, la letra de una canción, recomendaciones y experiencias de viajes, las últimas tendencias de la moda o cómo confeccionar un cuadro para decorar nuestros hogares, todas, todas nos pueden mostrar la forma de pensar del escritor de blog e influenciará en nuestra forma de pensar y el lenguaje fluirá.


A lo largo de varios meses he tenido la suerte de disfrutar de muchas publicaciones, pero hoy quiero destacar  algunas donde se aprecia un magnífico trabajo de escritura. Quiero destacar el trabajo de algunos de los buenos poemas que he disfrutado en los últimos meses. Voy a usar un orden aleatorio para presentar los poetas que me han hecho disfrutar más.


Amanecer

El amanecer
me sorprende por la espalda
y su resplandor
sublima mi conciencia.

Sonrío, es inevitable.

Tu cuerpo
aún esta pegado a mis manos.
Tu rostro
el estímulo para levantarme.
Tu beso
como una ola, me arrastra y sacude.

La noche quedó atrás 

y su silencio
ha construido un sueño exquisito
en el que vivo por tus ojos.
© Denisse López


Hasta el cielo


Hasta el cielo
Quisiera yo,
Que siempre 
Me quisieras. 

Que del cielo
Yo, solo yo, 
Todo espero
Y nada exijo. 

Tengo tu beso
En mi boca silenciosa, 
Para que nadie,
Nadie me envidie
Y nadie se entere. 

Quisiera yo,
Que siempre 
Me quisieras,
Hasta ese cielo,

De luz lleno
Al levantar tu vista
Y mirarlo largo
Desde esa tierra
Donde habitas.
© Rafael Mulero Valenzuela

Romántico


Es un hombre maduro y ya curtido.
En su vida ha habido muchos días oscuros,
nadie sabe decir lo que ha sufrido
y pocos le acompañaron en los años duros.

Ahora a sus casi sesenta años,
cuando su pelo ralo es todo canas
y a pesar que su alma sufrió graves daños
disfruta de su amor con muchas ganas.

Madruga para despertarla con una flor,
rosa blanca recogida en su jardín,
escogida de sus rosales con amor
y preparada adecuadamente para tal fin.

Con suaves y tiernas caricias la despierta.
Ella va dejando al sueño de lado
y cuando su mente al mundo está abierta
le susurra al oído: “te quiero tanto amado”.

Al trabajo dándole un beso marcha.
El cariño que por sus poros mana
lo regala allá donde va como escarcha
que los dolores del alma sana.
 
Regresa alegre y feliz al atardecer,
al lado de su compañera amada.
Caricias de nuevo reparte por todo su ser
hasta dejarla de amor saciada.

Y en las silenciosas noches frías,
acurrucados en el lecho conyugal,
él recita bellas y sencillas poesías
expresando su amor siempre leal.
© Francisco Del Rio


Fruta prohibida

Eres fruta prohibida;
madurada entre flores,
agradable fragancia
de femeninos olores.

Eres fruta prohibida;
multitud de sabores,
estallidos de vida
en mil jugosos licores.

Eres fruta prohibida;
arco iris de calidos colores,
piel canela de día
lienzo plata en las noches.

Eres fruta prohibida;
de suave tacto al roce,
deseadas las caricias
hasta que del árbol se te coge.

Eres fruta prohibida;
de todas la más deseada,
en tu rama aguardas cautiva
ser al alba saboreada.

Eres fruta prohibida...

© Mikel Beltran

 Si el amor se va

Si el amor se va,
la escarcha se posará en mis labios,
se agrietarán mis párpados,
se secarán las lágrimas
de tanto llorar, será
las cenizas que el amor dejará...
si el amor se va.

Si el amor se va,
me coseré los ojos,
para mirar y no verte,
y en la abrigada ausencia
tus despojos será todo
lo que mi alma conserve.

Pediré a mis labios
que se cierren,
que se cubran de recuerdos,
del sabor de tu boca,
que sacudan los lamentos
de este nombrar, que te nombra.

Si el amor se va,
me sacaré el corazón, con la mano,
¡lo tiraré! ¡no lo quiero!
de que me sirve sin tus ojos,
sin tus labios, sin tu cuerpo,
de que me sirven los abrazos,
de qué me sirve el corazón,

si no estás a mi lado.
© Francisco J.Ortega

Pretenciosa luna

Pretenciosa luna... Suéltalo de tu embrujo,
libéralo del hechizo que lo tiene adormecido...
entre sueños grises y traidoras risas...
susurros de otras hadas que le hablan al oído.
Es mi ángel de amor ...Me pertenece.
Mi amor eterno lo hace grande...lo embellece.
Compartimos almas... vuelan amarradas...
en éxtasis…libres... y a la vez encadenadas.

Y la luna celosa y atrevida,
maquillada de nubes y de estrellas
se reflejó hermosa en tus pupilas
y silenció tu risa de tormenta.
No podías despertar... y te rendiste
bajo la pócima sensual de sus promesas.

Luna avara... ya lo sueltas...
¿No ves que no respira sin mi aliento?
Él duerme a tu lado por las noches...
más...en su onírico vuelo me frecuenta.
Su alma enamorada en el silencio
me dice: 
Tranquila amor, no temas.
Eres el antídoto perfecto,
para el mágico conjuro de la luna llena.

Quiero lloverte
Deslizarme lentamente
Como gota sobre tu piel,
Hacer tus ansias nuestras, mías.
Humedecer mis dedos
En tus bordes susurrados,
Inspirando tu deseo.

Abandonarme todo
A tus sentidos,
Inundando la oquedad
De tu vientre,
Como llovizna de cenizas
Quiero lloverte.

Delinear el fuego
De tu cuerpo,
Adentrarme en tus tormentas,
Ardiendo todo
Con la lava del deseo,
Separando mi existencia.

y cuando lleguemos al límite
ser evaporizados en el arder,
y regresar al dulce enigma
de lloverte, de amarte,

quiero… yo, verte!
  © Juan Flores  
                           
 Es escaso este espacio para incluir a todos los que me han hecho disfrutar de la más especial poesía. Continuará...

Si te gusta como escribo te recuerdo que puedes votar por mi blog en el siguiente enlace.

http://www.clubdeescritores.com/concursos/votaciones-blog-literario-2013.html

Muchas gracias por vuestro apoyo.
votar



facebook button