jueves, 14 de febrero de 2013

En Busca Del Tesoro Escondido.


Me ha costado un año y unos meses descubrir ese tesoro que todos buscamos. Eso que muchos sin saber anhelan.

Sin embargo cuando le preguntamos a algunas personas que es lo que más desean, muchos responden ganar la lotería, tener mucho dinero o dejar de trabajar, otros responden que tener salud y otros tener amor. Todos buscan una cosa concreta o varias, pero al final lo que todos deseamos es ser felices. Ese es el mayor tesoro que podríamos encontrar. Ser feliz es el mejor tesoro que podríamos tener.

¿Acaso son más felices quienes más dinero tienen? Seguramente no, son tan felices como los que tienen menos, pero los que no tienen para cubrir sus necesidades básicas, esos si que son infelices.
¿Acaso el adquirir cosas nos hace feliz? ¿Si es así, por qué seguimos adquiriendo cada vez más y más? ¿Es acaso porque esa satisfacción que tenemos es efímera? ¿Acaso no encontramos felicidad similar en nuestra vida cotidiana? Estoy segura que en nuestra vida diaria encontramos momentos de felicidad, sin embargo no son lo suficientemente potentes para hacernos sentir que somos felices, y cuando digo potentes, me refiero a sentirte verdaderamente feliz en un momento de éxtasis total.

¿ Cuando podemos decir que encontramos felicidad en nuestras vidas cotidianas? Yo particularmente creo que lo encontramos en el amor o mejor dicho, en el enamoramiento. El enamoramiento puede causar que sintamos momentos de total dicha o éxtasis. Sin embargo una vez que este se torna más cotidiano, necesitamos dosis de estímulos, para volver a experimentar tal sensación de bienestar total.
 Y seguimos buscando esa fuente de la felicidad.

¿Donde reside la felicidad? ¿Qué es ser feliz?

No hay respuestas exactas de lo que es serlo; creo que no hay definición exacta, sin embargo es un hecho que todos queremos ser felices y vivimos buscando la felicidad en las cosas que poseemos o en las que deseamos. Estamos en una búsqueda constante de algo que imaginamos será algo maravilloso que algún día tendremos. Y en esa búsqueda constante siempre obviamos buscar donde sería el primer lugar más apropiado.

 Encontrar eso que nos brinda alegría y satisfacción, eso que hace que sintamos un estado de admiración y satisfacción por nosotros mismos, eso que hace que nos valoremos como deberíamos, eso que nos hace sentir un estado de euforia casi constante sin motivo aparente, eso que te hace sonreír cuando vas andando por la calle y provoca que los demás se vuelvan a mirarte, si encontramos algo que nos brinda todas esas posibilidades, encontraremos la clave para la felicidad. ¿Acaso no sería mejor buscar la felicidad en nosotros mismos?
Yo he encontrado mi tesoro; he encontrado la felicidad en mi.

facebook button