martes, 8 de enero de 2013

Estoy harta de la Prima

Estoy Harta de la Prima

Estoy de la prima
hasta el moño.
Ya no como, ya ni duermo                                                     y si lo hago con ella sueño.

Estoy harta de la prima.
Solo de ella habla la gente, 
y tan inocente mi querido,
solo  vigilarla quiere.
¡Qué si sube! 
¡Qué si baja!
Ni aunque le diga y suplique
que la prima no merece,
sus desvelos, ni sus celos.

Pues sabido es de todos
que aunque la prima
se vaya al lastre,
no empeorará nuestra suerte
porque ya prestamos no tenemos,
ni que pagar  hipoteca.

El banco se va quedar
con mi salón-dormitorio.
Y si la prima tiene novio,
ya no nos angustia
porque a casa de un político,
ya nos iremos de okupa.

 






Nunca en mi vida me había preocupado tanto una prima. Hacia años que no me molestaba ninguna. Ya sé..Ya sé lo que estáis pensando. Quizás penséis que soy poco sociable, poco familiar, pero os equivocáis  Siempre he querido a mis primas porque no tengo una, sino varias. Y con todas tengo muy buena relación.

Prima viene del Latín, primus. significa primero, primer elemento, número primo. Un número que es divisible por si mismo y un solo número. También la prima es la hija carnal de un tío o tía.
Y no es ninguna de esas primas la que nos preocupa hasta el extremo de no poder dormir, tanto es así que seria muy feliz si esta prima supusiera un aumento en mis ya exiguos ingresos. Una suma de dinero extra me haría la mujer más feliz ahora que me han subido los impuestos y me quitan la paga extra de navidad  porque las arcas de gobierno están agotadas, y tenemos que ser austeros.
Pues no señores, no se trata de dinero extra, por lo menos nosotros no vamos a recibir dinero extra.
Esta prima tiene que ver con con la deuda publica adquirida por este país en los mercados externos.  La prima de riesgo se refiere al interés que debe pagar un país por su deuda publica y el que se tiene que pagar por la de otro.  En otras palabras esta prima de riesgo también llamada diferencial de riesgo se refiere al sobreprecio que paga este país ,en este caso España, o cualquiera para financiarse en los mercados en comparación con otros países.
Como es natural, los países que puedan pagar sus prestamos con menos problemas, tendrán menos interés que los que no lo puedan hacer. En el caso de países que presenten más dificultad para pagar los intereses, tendrán mayor riesgo país y por ende mayor prima de riesgo y mayores serán sus tipos de interés de su deuda. Si los inversores consideran que el país podrá hacer frente a sus pagos y presenta solidez, la prima de riesgo será menor; si por el contrario los inversores que son quienes cobran los intereses, desconfían de la solidez de una economía, la prima de riesgo aumentará y así sus tipos de interés. Esto último es lo que ha estado pasando con España.
Hasta que esos tipos de interés han alcanzado cifras elevadas, repercutiendo de forma negativa en toda la economía del país, antes nunca se hablaba de la famosa prima. Cuando las cifras de los tipos de interés aumentaron incrementando los intereses sobre los prestamos de las pequeñas y medianas empresas, sobre el consumidor de prestamos hipotecarios y sobre todo tipo de préstamo personal, es ahí cuando ciudadanos como nosotros que no sabemos nada del mercado bursátil  o de deudas públicas e intereses,  comenzamos a preocuparnos y sentirnos agobiado por este nuevo y odioso personaje que es la Prima de Riesgo.

La prima de riesgo de España que mide el grado de confianza que tienen los inversores en la deuda externa de España se encuentra ahora mismo en valores estables, en un moderado nivel de riesgo, el más bajo desde marzo del año pasado. Esto podría permitir a España volver a emitir bonos de deuda, de esta forma  se disipa de momento la necesidad de una asistencia financiera de Europa.

facebook button