domingo, 16 de diciembre de 2012

Domingo de Amor

Mi Otoño

Cielo Otoñal by L. Quint.
No cambio mi otoño por tu primavera.
¿Qué más quisieras?

Tardes frescas, mañanas frías,
Hojas moradas, marrones, doradas
Danzan al viento con nostalgia,
De tardes hermosas y calurosas,
Arboles mudos sin la algarabía
De pájaros cantores en armonía.

Mi otoño pujante, 
Tu primavera boyante.

Mañana fría y nebulosa,
Lluvia tenaz y viento indomable, 
Amanece mi otoño
Verde, gris, rojo, morado
Se engalana cual mariposa.

Mi otoño maduro, pero salvaje,
tu primavera infante.
Allí el ciclo comienza,
Y aquí continua.


¿Qué Importa? 

¿Qué importa si la indiscreta luz de los rayos del sol 
ya no ilumina mi oscura y privada habitación?

¿Qué importa si las noches son más largas,
si tu cuerpo refulgente de amor, y deseo satisfecho, 
descansa a mi lado iluminando la mañana?

¿Qué importa si las horas pasan irremediablemente?

¿Qué importa si el otoño ha llegado a nuestras vidas?

¿Qué importa?
Solo importamos tú y yo.
Estas paredes seguirán siendo mudos testigos
de nuestro eterno amor.

facebook button