domingo, 28 de octubre de 2012

Domingo de Amor

El sol ya no me despierta en las mañanas

El sol ya no me despierta en las mañanas.
Los colores del verano se desvanecen poco a poco.
Ya los arboles no exhiben con orgullo sus frondosas y verdes ramas.
Corrientes como cuchillas de acero invisibles cortan una a una sus hojas.
Desde mi ventana podría divisar a los paseantes en el parque,
Si no fuera porque el sol perezoso 
Ya no aparece temprano.
Ya no escucho los pájaros desde mi balcón cantar
Pues en busca de tierras más cálidas al unisono vuelan,
Ni los rayos en la mañana acarician mi piel
cuando recostada a la barandilla
Miro ese parque ahora vacío.
Solo arboles pudorosos
Más desnudos cada vez
Se ven.
No hay hojas doradas aquí,
No hay esa belleza de exuberantes colores.
No hay belleza en esta imagen.
¿O quizás sí la hay?
La belleza de estos arboles medio desnudos
Luchando contra los elementos
Para no perder sus últimos recuerdos de fértiles y calurosos momentos
Pero no son los únicos que cada día luchan contra los invisibles elementos.





Ria de Bilbao by L. Quint
Y en días como este mi musa se vuelve nostálgica, gótica, oscura y misteriosa, anhelante del colorido y resurgimiento de la primavera o de su sucesor, el verano con su brillante y  energético calor. Ahora cuando los días son más cortos y las noches se empeñan en ser más largas, añoro que el tiempo implacable se detenga y me permita disfrutar de esas cosas que me alegran la vida: el café con los amigos, la charla con los compañeros de trabajo, el abrazo que me conecta a ti, ese  instante en que contigo exploro un mundo de sensaciones y descubro nuevos caminos que andar. 


Te Sueño



Y en tu ausencia, te sueño. Te respiro. Siento tus labios, de ellos deseo beber. Beberte de a poquito.  Imagino la fuerza de tu abrazo. . Mi corazón se acelera. Saboreo tu piel y acaricio tu cuerpo. Tu cuerpo hecho a mi medida, me domina. Mi sangre hierve  y se desborda.  Donde yo empiezo, tu terminas. Y quisiera estar siempre ahí. Y desfallezco...Y te busco, más no te encuentro.  Más no puedo despertar,... no quiero.






Sin ti

Porque sin ti soy lluvia que se estanca
Y  contigo soy ría que arrasa.
Yo soy la lluvia que nace en lo alto,
Y  atraviesa el llano y la montaña.
Tú eres la mar peligrosa y brava
Que sale a mi encuentro,
Y en un instante las ansias y la pasión
Chocan y se  entrelazan,
Creando éxtasis y gran emoción.
Y cuando tal es lo que siento,
Me entrego hasta el desaliento.
Porque cuando tu voz escucho
Mi corazón da un vuelco.
Porque cuando no estás,
 Solo te pienso.
Porque las mañanas sin ti son frías,
Y las noches son eternas y vacías.
Cuando te veo
 Y mi sangre se agita,
Mi piel arde solo de pensarte.
Mi cuerpo  te necesita
Y no puedo negarte,
Que mi deseo no marchita.


Que la dicha sea con vosotros y que vuestra luz interior ilumine vuestro camino y vuestros corazones. Feliz Domingo y feliz semana.
L.Quint



facebook button