lunes, 1 de octubre de 2012

Domingo de Amor

                   A tu Lado

    Como cada domingo, lo mejor es la mañana. El despertar sin prisas, sin agobio, disfrutando de los últimos momentos de calidez en la cama. Siempre despierto o creo que estoy despierta. Me vuelvo hacia tu lado y sin abrir los ojos, sé que ya no estás junto a mí. Ya no me enfado, sonrío en mi sueño y te espero. Sé que volverás. Pronto aparecerás, lo sé. Te escucho poner la mesa: platos y cubiertos ruidosos. Sé que quieres que me despierte, pero te hago esperar. No siento el olor del café, mi eterno aliado. Entonces escucho el sonido del batidor mientras preparas mi zumo de frutas. Pronto estarás a mi lado. Siempre vienes. Oigo tus pasos, y me pregunto qué pasaría si no estuvieras allí.

  

A Tu Lado



A tu lado soy cual fuego que abrasa.
Tú eres el agua que ahoga mi llama.

A tu lado soy,
 caminante perdido en el desierto. 
Eres el riachuelo que mi sed calma. 
Si estoy ávida 
tan solo tú, mi apetito aplacas. 
Junto a ti,
 mi cuerpo no padece frío, tú lo arropas.

A mi lado tu cuerpo se  hace a mi medida, 
y te domino. 
A mi lado estás como un niño, tan indefenso 
que insubordino  
 y amas como si el tiempo pudieras parar 

A tu lado, la alegría embrïaga 
 y es tan fácil olvidar
que lo nuestro un día podría acabar 







Feliz lunes, mi amor, gracias por estar ahí. Feliz semana a todos. Deseo que vuestros corazones se llenen de paz, tranquilidad y alegría de vivir.








facebook button